La historia del fotógrafo que viaja gratis por todo el mundo

El fotógrafo Richard Tilney-Basset ha conseguido vivir un sueño hecho realidad gracias a su capacidad fotográfica.

Un sueño hecho realidad

Seguro que en más de una ocasión has pensado que sería fantástico poder viajar por todo el mundo y si es de forma gratuita mucho mejor. Precisamente esto es lo que hace el fotógrafo Richard Tilney-Basset. Desde hace dos años Basset ha tenido la oportunidad de conocer un gran número de lugares del planeta gracias a sus fotografías que le sirven como moneda de trueque para poder viajar.

Lo que hace este fotógrafo freelance es captar con su cámara todo tipo de imágenes desde países a autorretratos o algún momento único de personas, por poner algunos ejemplos. A cambio de estas fotografías Richard pide comida, alojamiento o transporte para poder desplazarse de un lugar a otro y seguir viviendo esta aventura.

Su proyecto se titula The Glass Passport Project y le está llevando a vivir experiencias realmente únicas. Basset dice sentirse “encantado” y espera poder seguir haciendo todo esto durante mucho más tiempo. Tal y como apuntaba el fotógrafo, esta idea no ha sido de él, sino que está siguiendo los pasos del pionero de esta aventura, el fotógrafo australiano Shantanu Starick, que llevó a cabo su propio proyecto, llamado The Pixel Trade y que finalizó hace un par de años. Ahora, Richard ha tomado el relevo y puede contar un gran número de historias que le han hecho su vida más feliz.

Basset contaba que una de las experiencias que más le ha gustado ha sido poder fotografiar a una pareja de Nuremberg (Alemania). Se trata de Sina Gerke y Julian Vogel que tenían como hobby practicar yoga. Richard los captó con su cámara en varias ocasiones. También ha comentado que una de sus imágenes favoritas es la de otra pareja bailando salsa en la fuente de Jet d’Eau, en la ciudad suiza de Ginebra. Pero sin duda, para él lo más gratificante es fotografiar paisajes, aunque siempre intenta que haya protagonistas en sus imágenes. Según este joven fotógrafo, la Isla de Skye, en Escocia, es uno de los mejores lugares para hacer fotos, puesto que ofrece unos rincones naturales maravillosos, pero también es imprescindible para él llevar una cámara colgada en Italia. Aunque asegura que su país preferido para captar imágenes es Uganda, tal y como apuntaba una de sus mayores experiencias fue fotografiar en este país el Maratón Internacional.

Aunque tiene mucha experiencia en este mundo de los viajes y la fotografía, Richard explica que realizar esta actividad no es algo fácil, puesto que hay que tener en cuenta la improvisación, ya que la mejor imagen puede pasar delante de ti en cuestión de un segundo y hay que estar preparado para poder captarla. En la actualidad Basset se ha pasado 3 semanas en Nueva York y en breve se pondrá rumbo hacia Hong Kong, aunque espera conocer otros muchos lugares de Australia y Asia.

Vía: The Glass Passport Project

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...