Kreuzberg o el Berlín turco

Kreuzberg

Hay muchos Berlines posibles. Uno de ellos es el turco, o lo que es lo mismo, el emblemático barrio de Kreuzberg, también conocido como “pequeño Estambul”. Una visita obligada si tienes señalado en tu agenda un próximo viaje a la atractiva capital alemana.

Kreuzberg es el barrio más popular de Berlín. Situado entre el Este y el Oste (una línea de piedras recuerda el trazado del desaparecido muro), se trata de unos de los distritos más carismáticos de la ciudad. En él se mezclan decenas de diferentes nacionalidades que han aprendido a convivir con sus diferencias y sus puntos en común.

Pese a tener sus puntos negros, Kreuzberg no es ningún guetto: cierto es que en este barrio vive una mayoría de gente obrera e inmigrante, pero también hay muchos estudiantes así como una de las escenas autónomas (extrema izquierda alternativa de corte anarquista) más poderosas de toda Alemania.

Toda esta mezcla da como resultado un barrio vivo, por el que darse una vuelta es toda una experiencia, y cuyas calles rezuman un ambiente peculiar digno de ser conocido.

Mayoría turca

kreuzberg1 Pese a esa múltiple procedencia nacional de los habitantes de Kreuzberg, una mayoría turca destaca sobre el resto (alrededor de 40%). Ello se percibe en las tiendas, los olores o el acento. La mayor parte de familiar turcas que viven en Berlín llegaron tras el fin de la II Guerra Mundial. La capital alemana tenía que ser reconstruída y su economía, relanzada: para ello hacía falta mano de obra.

A estas alturas ya hay una tercera generación de turcos-alemanes: es decir, los hijos de los hijos de aquellos primeros inmigrantes llegados de Turquía. Pese a los años trascurridos, esa tercera generación sigue hablando su idioma original. No es raro ver a dos jóvenes alemanes de origen turco charlando de forma intercalada en alemán y en turco. Prueba de que la mezcla es la que marca la pauta en esta parte de Berlín.

Caminata guiada

Pasear está bien, pero si encima lo haces con alguien que te cuenta los detalles y secretos de Kreuzberg, la caminata estará mucho mejor aprovechada. Enclavado en Kottbusser Tor, el centro neurálgico del barrio, se encuentra el Museo de Kreuberg: este humilde edificio recoge la documentación sobre las diferentes oleadas de inmigrantes así como de las fases por las que ha pasado la activa escena social, alternativa y autónoma del barrio.

Una de las actividades ofrecidas por el centro es una visita guiada por los diferentes rincones de Kreuzberg: “Ich bin ein Berliner” (Yo soy un berlinés) es una iniciativa de cuatro mujeres turcas que quieren dar a conocer los secretos de su querido barrio. Si conseguís juntar a un grupo de entre 15 y 20 personas, por 90 euros os enteraréis de unas cuantas cosas de la historia de un emblemático distrito que difícilmente hubieras descubierto solo.

Foto 1: www.berlinistbesser.de

Foto 2: www.8ung.at

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...