Jardines de Tivoli en Copenhague: un parque de atracciones con mucha historia.

tivoli.jpg

Copenhague es, sin duda, la ciudad con más encanto e historia de Dinamarca. Lo que más sorprende de ella es su capacidad para compaginar presente y pasado. Es considerada una ciudad moderna que no ha perdido el encanto de lo clásico ya que está plagada de puntos históricos de incalculable belleza.

Son muchos y variados los lugares que podemos visitar en la inicialmente denominada Bahía de los Mercaderes. En esta ocasión vamos ha optar por presentaros su principal atracción turística muy apreciada por los daneses: los jardines del Tivoli. Se trata de un parque de atracciones con unas características muy peculiares. Cuando lo pises no esperes encontrar, ni mucho menos el típico parque temático. ¿Por qué? Sigue leyendo y lo descubrirás.

Debes saber que cuando pises por primera vez la entrada principal del parque estarás en el mismo lugar donde hace nada menos que 164 años una familia del siglo XIX se disponía a hacer exactamente lo mismo que tu: pasar un día de diversión y relax. ¿No es realmente increíble? Y es que el Tívoli es uno de los parques de atracciones más antiguos del mundo mandada a construir en un Copenhague rodeado de fosos e inmerso en una monarquía absoluta.

Los jardines han resistido al paso del tiempo manteniéndose en píe hasta llegar a la moderna Dinamarca del siglo XXI con la peculiaridad de que, hoy en día, presenta el aspecto de un parque de atracciones tradicional con todo el encanto que ello supone.

Situados en medio de la ciudad, al lado de la Plaza del Ayuntamiento y la Estación Central, recibe la visita de más de cuatro millones de personas al año. Sus atracciones y atractivos son de todo tipo. Podemos empaparnos de mitología nórdica con el Castillo de Valhalla, volver a sentir niños con los cuentos de Hans Christian Andersen a través de las maletas volantes o el Den flyv Kuffer u obtener una maravillosa vista de la ciudad subidos en la noria. Existen muchas más atracciones para elegir y una gran cantidad de locales donde comer, beber y relajarnos.

Como curiosidad histórica podemos contarte que el lema con el que se construyo el parque fue: Cuando el pueblo se divierte, no piensa en política. Desde luego, 160 años después, no hay muchos visitantes que piensen en ello durante su estancia en el parque. En los jardines de Tívoli sólo hay espacio para pasarlo bien. ¿A qué es un lugar tentador?. Que lo disfrutes si tienes la suerte de conocerlo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...