Escocia, una tierra mágica para conocer

Escocia es un país lleno de atractivos y misterios, con un pasado muy rico que aún puede percibirse en sus monumentos y castillos, con cantidad de rincones y paisajes para conocer. Desde su capital Edimburgo hasta Glasgow, hasta otros sitios imperdibles como Inverness, el Lago Ness y Highlands -o tierras altas escocesas-, o la también paradisíaca Isla de Skye, son algunos de los lugares que no puedes dejar de conocer en estas tierras casi mágicas.

Escocia, un país con múltiples atractivos naturales y patrimoniales

Si estás planeando visitar Escocia, y dispones al menos de unos siete días para disfrutar y pasar una semana a toda actividad, en este post de Donde Viajar te compartimos un recorrido básico pero ineludible, aquellos sitios que no puedes dejar de conocer para pasarlo a lo grande y llevarte un bello recuerdo de este país del Reino Unido.

Escocia es un territorio lleno de atractivos y misterios, con rica historia y cantidad de rincones y paisajes para conocer: desde su capital Edimburgo hasta Glasgow, las urbes más pobladas, hasta otros sitios mágicos como Inverness, con el emblemático Lago Ness y la bellísima zona de las Highlands -o tierras altas escocesas-, y la también paradisíaca Isla de Skye, entre otros lugares imperdibles.

El primer lugar, puedes dedicar un par de días a Edimburgo, una ciudad con todo: su Old Town, Patrimonio de la Humanidad, es la parte más antigua y conserva construcciones monumentales como el Castillo de Edimburgo en lo alto de un peñón, sus increíbles calles, numerosas plazas y su Catedral Saint Giles, entre otros edificios de gran valor histórico.



El New Town, también Patrimonio de la UNESCO, es por su parte uno de los epicentros de cultura con la Galería Nacional de Escocia y la Real Academia Escocesa, entre otros, además de ser también zona comercial de referencia, con  la Princes Street como protagonista.

Vista del mítico Lago Ness, Escocia

A menos de 70 kilómetros, encontrarás Glasgow, otra de las ciudades más pobladas y vibrantes del Reino Unido: con su pasado victoriano, además de atractivos, museos y edificios históricos, también vale la pena pasar por sus bares, restaurantes y discotecas, es decir, disfrutar de su vida nocturna. Un consejo: si pasas por Glasgow no puedes dejar de conocer el museo de Kelvingrove, quizá la atracción turística más popular de toda Escocia.

Inverness, es la capital de Highlands, y está situada en la desembocadura del Río Ness, en el Fiordo de Moray. Además de buscar al mítico monstruo del Lago Ness, aquí también encontrarás paisajes únicos, un Castillo increíble que visitar, o incluso podrás pasear por la zona de las islas del Río Ness, con bellos árboles y donde disfrutar del aire y la libertad.

La Isla de Skye, por su parte, es una de las más grandes de este país, está situada al noroeste y unida a Escocia través de un puente, a la altura de la población de Kyle de Lochalsh.

Los paisajes también serán muy bonitos, con mucho verde donde se verán ovejas y típicas vacas pastar, una vez aquí se podrá visitar su ciudad principal, Portree, con pintorescas y pequeñas calles, o dirigirse también a Dunvegan donde ver el Castillo de Dunvenga, y a sólo 20 kilómetros de aquí llegar al faro más occidental de Escocia, el Nest Point. Se recomienda visitar esta isla en automóvil para recorrerla y disfrutar, sin prisa y cómodamente.

Fuente Blogcatalog.com

Foto 1 David en Arteyfotografia.com.ar
Foto 2 NH4009 en Geograph.org.uk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...