¿Es este el auténtico hotel más pequeño del mundo?

Jordania tiene posiblemente el hotel de dimensiones más reducidas del planeta al tratarse de un escarabajo de Volkswagen.

Un coche como hotel

Cuando decidimos llevar a cabo un viaje, además de hacer la maleta o elegir el mejor medio de transporte, otra de las cosas que debemos seleccionar rápidamente es el alojamiento en el que vamos a hospedarnos. Lo habitual es que vayamos a hoteles de gama media o alta y aquellos que tengan una economía más reducida se decantan por la pensiones o los albergues.

Pero seguro que nunca te habías parado a pensar que podrías hospedarte en un automóvil. Así es, en Jordania se ha creado un hotel dentro de un pequeño coche de la marca Volkswagen. Concretamente del modelo Beetle, por lo que ya sabemos que las dimensiones son muy reducidas. Este vehículo está ubicado en pleno desierto de Jordania y se presenta como el hotel más pequeño del mundo.

Oficialmente en la actualidad este título lo ostenta el establecimiento Eh’Häusl, situado en la localidad alemana de Amberg, al contar con tan solo 53 metros cuadrados de espacio. Habría que medir la capacidad de este vehículo para ver si finalmente este hotel-coche de Jordania puede alzarse con el récord mundial Guinness.

El vehículo está parado en Al Jaya, un pueblo desértico donde nació y se crió el dueño del establecimiento, Mohammed al Malaheem, que empezó a hospedar a viajeros desde el año 2011. Lo que hizo fue coger un viejo automóvil y lo adornó con sábanas y almohadas, todas ellas bordadas a mano. Aunque muchos piensen lo contrario, el principal objetivo de Malaheem no era otro que ampliar el turismo en esta zona, ya que según el propio dueño se trata de una de las partes de Jordania que cuenta con más paisajes y muchos de ellos aún por descubrir. Si nos quedásemos unos días en este peculiar hotel podríamos disfrutar de las vistas de un extenso paraje desértico y visitar el Castillo de Montreal, fechado en el siglo XII.

Además de adornar el vehículo, que se ubica muy cerca del castillo, Mohammed ha creado un lobby muy particular aprovechando una cueva cercana donde ofrece a los huéspedes refrigerios. También cuenta con una pequeña tienda donde se venden artículos de cobre y viejas joyas a modo de souvenirs. Sin duda, se trata de uno de los alojamientos más originales que nos hemos encontrado y, debido a la aceptación que está generando, el dueño no descarta utilizar otros vehículos para que puedan hospedarse más personas, puesto que el único que tiene solo cuenta con capacidad para 2 visitantes.

Vía: CNN

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...