En la República Dominicana reina la naturaleza

La República Dominicana es un país caribeño que está dedicado desde hace muchos años al turismo y lo hace de la mejor forma posible: con una gran infraestructura y con un mimo y respeto por sus inacabables e insuperables recursos naturales

No seré el primero que recomiende los viajes a República Dominicana, ni tampoco el último. Estamos ante un país caribeño que está dedicado desde hace muchos años al turismo y lo hace de la mejor forma posible: con una gran infraestructura y con un mimo y respeto por sus inacabables e insuperables recursos naturales. Pero como sucede en casi todos los viajes, hay que limitar las visitas por cuestión de tiempo, salvo que tengas la suerte de poder quedarte un tiempo sin límites.

Una de las muchas bellas imágenes que te encontrarás en la Bahía de las Águilas

Como si se tratara de un viaje virtual, empecemos por nuestra primera parada, la bahía de las Águilas, que pertenece al Parque Nacional Jaragua por lo que está protegida el área, por fortuna de los venideros años. La recomendación viene por el hecho de que según dictan muchas encuestas y opiniones a nivel internacional en esta zona están las playas más preciosas del país, y eso ya es decir mucho. Al no haber construcciones turísticas, pisamos una zona virgen dónde la fauna marina y la vegetación están con su forma original. No es de extrañar que la UNESCO la declarara Reserva Mundial de la Biosfera debido a su gran interés ecológico mundial.

Siguiendo con esta naturaleza exquisita de República Dominicana nos encontramos con el Parque Nacional Los Haitises consta de 208 kilómetros cuadrados y está formada por una intensa vegetación tropical. Su nombre significa tierra alta y ya nos habla de la importancia de sus increíbles manglares y su formación geológica, y su gran riqueza de ríos subterráneos, cavernas e islotes.

No hay que salir de la zona de la Bahía de Samana, una excursión que es de las que te dejan huella para el resto de la vida es visitar el Santuario de las ballenas Jorobadas. Entre los meses de diciembre y abril, una cantidad aproximada de 3.000 ballenas se unen en esta zona para la reproducción. Estar a escasos metros de estos animales tan magníficos, sentir la fuerza y la delicadeza de sus movimientos, te dejará sin aliento.

No nos podríamos marchar de Santo Domingo sin dejarnos seducir por Puerto Plata, ya que es uno de los destinos más completos del país con playas paradisíacas, zona histórica con edificios coloniales de visita obligada, montañas espectaculares que se pueden recorrer cómodamente desde un teleférico que nos deja en la montaña Isabel de Torres, las famosas cascadas de Damajuagua y, cómo no, el delfinario más grande del Caribe, el Ocean World.

Fotografía: Josue Collado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...