El Pico de Bugarach, refugio ante el fin del mundo

Bugarach es un pequeño pueblo francés que según diversas teorías disparatadas se salvará del apocalipsis maya. Salvo el Pico de Bugarach no tiene mucho que ver, más allá del Castillo de Bugarach y algunas cascadas.

El Pico de Bugarach, o Puèg de Bugarag.

Bugarach es un pequeño pueblo donde tan solo hay censadas 188 personas. Lo que podría parecer un pueblecito tranquilo del sur de Francia es en realidad un lugar víctima de numerosas teorías sobre el Santo Grial, los templarios y su tesoro y, ahora, el apocalipsis maya. Según una de las muchas teorías disparatadas que circulan por internet, el 21 de diciembre, día en que el mundo se acabará según el calendario maya, una nave extraterrestre aterrizará en el Pico de Bugarach y salvará a los que estén en la zona.

Desde junio de 2011, numerosos adeptos del new age, la creencia según la cual los extraterrestres aparecerán en el Pico de Bugarach este 21 de diciembre, comenzaron a reservar habitaciones en los alojamientos de la zona para salvarse del fin del mundo; aunque el impacto de esta profecía sobre el turismo de la zona no ha sido relevante. Quizá la prohibición de las autoridades francesas de subir al monte entre los días 19 y 21 en previsión a la presencia de advenedizos y curiosos les haya hechado atrás.

Lo que es seguro es que más de uno ha hecho negocio con esta profecía. En internet se pueden comprar piedras mágicas del Pico de Bugarach por un precio que va desde los 165 hasta los 2.950 euros, y en los bosques cercanos al Pico se alquilan carpas o tiendas de campaña por unos 2.5000. También está la posibilidad de esperar la llegada de los extraterrestres en un búnker, que nos podría proteger del apocalipsis si estos no aparecen, por unos 25.000 euros. De momento, si paseamos por la zona encontraremos amuletos y talismanes de todo tipo tirados en el suelo.

Pero hablando en serio, ¿qué tiene Bugarach? Realmente, esta pequeña población de la región del Languedoc-Rosellón no tiene mucho que ver, más allá del Pico de Bugarach. En el centro del pueblo encontramos un castillo del sigolo XVI, que se puede visitar aunque está medio en ruinas; y en las inmediaciones de Bugarach hay un puente de la época romana reconstruido en 1992 y tres cascadas. Además, el ‘Rastro cátaro’, una ruta turística que sigue el camino de los cátaros por el sur del país cruza esta localidad.

De vuelta al Pico de Bugarach, en occitano Puèg de Bugarag, es la montaña más alta de la zona de Corbières, con 1230 metros de altitud. Otra de las grandes curiosidades de esta montaña es que la capa superior es más antigua que las inferiores, justo lo contrario de lo que pasa en el resto de montañas. Subir hasta su cumbre no es muy difícil, y puede ser una interesante excursión en la que quién sabe si nos encontraremos con alguno de los marcianos que habitan en ella. El ascenso por la vertiente sur, la voie de la fenêtre, es el más conocido, aunque por el norte el camino es más fácil. Eso si, hay que esperar hasta el 22 de diciembre para subir.

Fuente: La Vanguardia

Foto: Thierry Strub en wikipédia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...