El nuevo Wembley hace de anfitrión

La final de la Champions League de esta temporada se celebra en el nuevo Wembley y Londres se dispone a acoger a más de 20.000 seguidores del FC Barcelona que pueden aprovechar este acontecimiento para disfrutar de una ciudad única

No nos engañemos, encontrar razones para realizar un viaje a Londres no es complicado. Es más, diría que es casi más difícil buscar inconvenientes para no realizarlo. En las últimas semanas se ha producido una nueva. La final de Wembley es la última y más de 20.000 seguidores del FC Barcelona aprovechan que su equipo va a jugar en el nuevo Wembley la Final de la Champions League para viajar, posiblemente muchos por primera vez, a la capital de Inglaterra.

En el nuevo Wembley se aprecia la mano siempre inspirada de Norman Foster

Corría el año 2000 cuando el mítico Wembley jugó su último partido. Dos años más tarde se demolió uno de los estadios con más solera del panorama mundial. Y bajo la siempre experta y espectacular mano del arquitecto Norman Foster ha creado un magnífico estadio nuevo con 90.000 espectadores que se inauguró el pasado 24 de marzo de 2007 después de un gasto de nada menos de 2.000 millones de dólares. Para los que ya conocían el antiguo y legendario Wembley, que se queden tranquilos, porque el nuevo está exactamente en la misma ubicación.

Si eres de los que huyes de las grandes concentraciones de gente (en Londres es muy habitual que esto suceda) y necesitas más espacio para ti y respirar aire fresco, tranquilo que por fortuna la city también dispone de parques de primer nivel que te revitalizará seguro para aguantar el recorrido turístico. Sin lugar a dudas el más conocido es el Hyde Park. Y es que se trata de un lugar con mucha historia que merece ser conocida. Enrique VIII lo adquirió en el año 1536 a una comunidad de monjes de la Abadía de Westminster. Durante siglos sus grandes dimensiones hicieron que fuera utilizado como zona de caza e incluso como escenario de muchos duelos a muerte entre nobles.

Hoy en día es un lugar muy popular entre los londinenses y es especialmente conocido una zona que se llama Speaker’s Corner, es decir, el rincón de los oradores. Gracias a su magnífico lago de más de 11 hectáreas permite varios deportes acuáticos como la natación o el remo.

Casi al mismo nivel de pedigrí podríamos situar al St James’s Park. Se trata del parque más antiguo de los parques londinenses. Desde su interior se puede observar el Buckingham Palace. Especialmente obligada sería su visita durante los meses de julio y agosto, ya que se celebrarán conciertos al aire libre dos veces al día y desde abril a septiembre incluso disponen de cómodas tumbonas dónde descansar.

Fotografía: gareth1953

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...