Destinos del mundo que tal vez no sean como esperabas

Hay destinos que sorprenden y deslumbran, pero también hay otros que decepcionan cuando los visitas.

Cartel Hollywood

Viajar, como te mostramos desde el blog día tras día, nos permite conocer lugares maravillosos y descubrir rincones del planeta que nos sorprenden y nos invitan a preparar las maletas. El mundo está repleto de sitios que nunca hubiéramos imaginado, pero, sin embargo, mientras que algunos lugares nos dejan boquiabiertos, otros nos decepcionan. En todo viaje hay algún lugar que no nos acaba de convencer, y muchas veces es porque habíamos leído u oído tanto sobre él, que cuando por fin lo vemos en persona nos sabe a poco. ¿Te ha pasado alguna vez?

Es la sensación que muchos viajeros experimentan cuando llegan a Los Ángeles. Una de las primeras cosas que seguro que buscas al llegar a la ciudad de las estrellas es el mítico cartel de Hollywood. En cuanto llegues allí, te darás cuenta de que no es tan grande como imaginabas y, sobre todo, de que no transmite ningún tipo de glamour. Está descuidado, los alrededores no están cuidados y, además, acercarse está prohibido. Mejor verlo desde lejos y dedicar el tiempo restante a explorar la ciudad. Algo parecido sucede con el icono de la costa este de Estados Unidos, la Estatua de la libertad. Los ferrys que llevan hasta Liberty Island son caros y, una vez allí, te tocará hacer una cola interminable, y la estatua no te parecerá tan imponente de cerca. Un consejo: contémplala en la distancia desde el ferry gratuito que conecta Manhattan con Staten Island.

Lo mismo sucede en una de las ciudades más sagradas del mundo, la Ciudad del Vaticano. Aunque es innegable que las construcciones vaticanas deslumbran, de cerca no parecen tan grandiosas como en la distancia y, sobre todo, las colas infinitas que llenan la plaza convierten la experiencia de visitar joyas como la Capilla Sixtina en largas horas de espera. Algo parecido te sucederá si visitas las cataratas del Niágara, entre Canadá y Estados Unidos. Mientras que el lado canadiense tiene unas vistas fabulosas, el lado americano está masificado y la cascada es solo un reducto de paz entre edificios y autobuses turísticos. Si tienes la oportunidad, cruza la frontera para verlas.

Foto / Prayitno

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...