Dakar, tierra con ritmo

Este es un lugar para adentrarse en la belleza exótica y calurosa del desierto cercano.

La mezquita de Dakar cuenta con gran belleza arquitectónica.

Dakar es uno de los municipios de estilo europeo más antiguos de África. Esta cualidad transforma su esencia en una caja musical, colorida. De su interior siempre salen bailarinas que danzan ritmos diferentes al son de una historia cargada de matices como todo el continente.

La capital de Senegal es reconocida en todo el planeta por haber sido la meta deseada del Rally Dakar. Edición tras edición de la competencia, llegaban a estas tierras camiones, cuatriciclos, 4 x 4, y público de todo el mundo ávidos de aventura extrema. No obstante, conseguir vuelos baratos a la ciudad es simple, con ver vuelos a Dakar.

El polvo y la tierra que levantó el rally no es capaz de tapar el colorido, el exotismo y el folclore que puebla las calles de Dakar. Teñida de una historia que comparte con todo su continente, las características se concentran de manera tal que la vuelven una ciudad única

El clima dominante en la ciudad de Dakar corresponde al tipo de clima tropical, con dos estaciones, una de lluvias, y una de sequía. Quien quiera caminar por esta ciudad podrá respirar un aire, caluroso que trae consigo vientos de historia. Resoplan así desde el interior las tradiciones ancestrales de tribus negras, y desde el Océano Atlántico los exclavos llevados a América. El soplo del norte trae consigo aires de antigua colonia francesa, y del centro se siente la correntada de la independencia.

En lo que respecta al turismo. Las atracciones más importantes de la ciudad son múltiples, y cristalizan la esencia misma de Senegal.

Entre los lugares imperdibles están los mercados, son enclaves perfectos para conocer las características del pueblo. Este está repleto de laberintos indescifrables y navegando por sus callecitas se tiene la certeza de hallar todo lo que se busque.

Desde otro ángulo se puede visitar La Gran Mezquita de Dakar. La misma fue edificada en 1964, tras la independencia del país, y representa un símbolo de la ciudad.

Para quienes deseen el descanso absoluto la isla de Gorea es un destino de sol y playa por excelencia. Con el mismo fin se pueden realizar caminatas por los acantilados y las playas que reinan en el lugar.

Para quienes estén deseosos de respirar cultura, en Dakar se realiza El Festival Mundial de Arte Negro, el mismo fue creado en 1966, y cuenta con el objetivo de ser un hecho cultural, y una afirmación que celebra la negritud.

Fotografía: Ixtla

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...