Comienza la construcción de Verruckt, el tobogán acuático más alto del mundo

Cuando se inaugure en primavera de 2014, el tobogán acuático Verruckt será el más alto del mundo.

Tobogan acuatico

Con el invierno a la vuelta de la esquina, seguro que más de uno se echa a temblar si mencionamos los parques acuáticos. Pero, aunque todavía falten unos meses para que podamos disfrutar de sus atracciones de nuevo sin miedo a congelarnos, hoy te hablamos de ellos por una buena razón: se está construyendo el tobogán acuático más alto del mundo.

Se llamará Verruckt (que en alemán significa “una locura”) y se inaugurará durante la primavera de 2014 en el parque acuático de Schlitterbahn, ubicado en las afueras de Kansas City, en el estado de Missouri.

Aunque los dueños del parque han asegurado que ostentará el récord de ser el más alto del mundo, todavía no han desvelado cuánto medirá el tobogán Verruckt. El alcance del proyecto tan solo se conocerá cuando falten pocos días para que el parque inaugure su nueva temporada, para evitar que otros parques copien la idea.

Lo que sí se sabe, sea cual sea su altura, es que será un tobogán de infarto que promete cambiar la industria de los parques acuáticos. ¿Te atreverás a montar en esta atracción diseñada para valientes? A medida que las primeras fotos comienzan a filtrarse, seguro que cada vez tienes más dudas…

Si quieres ir calentando motores antes de visitar este gigante el año que viene, en España también existen toboganes de vértigo. El parque acuático de Port Aventura, Costa Caribe, inauguró la pasada primavera el tobogán acuático de caída libre más alto de Europa, con una altura de 31 metros. ¡Nada más y nada menos que el equivalente a 12 pisos!

Otra experiencia extrema es la que puedes vivir en el parque de Aqualandia, en la localidad alicantina de Benidorm. Allí se inauguró, el pasado verano, Vérti-go, el tobogán-cápsula más alto del mundo. Sus dos pistas miden 28 y 33 metros y son únicas en el mundo por la modalidad de caída: para bajar por los toboganes, primero te introduces de pie en una cápsula hermética. Sin previo aviso, una trampilla se abre bajo tus pies y caes al vacío. Una buena forma de tener unas bonitas vistas de Benidorm… ¡y de sentir la verticalidad como nunca!

Foto / Steven Depolo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...