Ciudad Itálica o la magia de volver al pasado

italica-copia.jpg

Querido viajero: no estás soñando. Ante ti se extiende, majestuosa, con la vega del Guadalquivir como telón de fondo, una ciudad que convertirá tu visita en toda una aventura histórica. Te encuentras en las ruinas de Itálica, una de los tantos escenarios en que se desarrolló la vida cotidiana de los romanos: personajes de una etapa de la historia que ha conquistado el corazón de cientos de millones de historiadores y curiosos, atraídos por el carácter mágico e intrigante de este mundo.

Ubicada en la localidad de Santiponce, a tan sólo unos kilómetros de Sevilla, Ciudad Itálica recibe cada año numerosas visitas pues se trata de un conjunto monumental de una gran riqueza e interés cultural. Este espacio fue fundado por Publio Cornelio Escipión, “El Africano” en al año 206 a.c y, en un principio, fue concebida como hospital de campaña para los heridos de guerra. Sin embargo la ciudad creció rápidamente adquiriendo una importancia considerable.

Si decides trasladarte a este lugar podrás organizar la visita en tres partes: el teatro, el anfiteatro y la llamada Nova Urbs. El anfiteatro, con capacidad para unas 25.000 personas, es de los mayores del imperio romano. En el centro podremos ver una fosa que se empleaba como zona de servicio para los gladiadores y las fieras. Agudizando la imaginación será fácil percibir la sensación de las excitantes tardes romanas en las que la muerte era un espectáculo fascinante.

El teatro también merece la atención del visitante. Su historia es muy curiosa ya que comenzó albergando un templo en honor a Isis y después se convirtió en foro público pero fue destruido durante las invasiones bárbaras. En la Edad Media fue utilizado como cementerio y más adelante con usos ganaderos. Sin embargo, el traslado de la villa de Santiponce a las colinas donde se hallaba la vieja Itálica, hace que quede oculto bajo el caserío. No es hasta fechas muy recientes (1970) que el teatro sale a luz.

Actualmente, tras la reconstrucción de las gradas, el teatro ha vuelto a utilizarse. No podremos perdernos las sensaciones que nos reportarán la Nova Urb, llamada Colonia Aelia Augusta. A lo largo de una superficie de cuarenta hectáreas podemos encontrar una serie de viviendas (Casa de Neptuno, Casa del Patio Rodio, Casa de Hylas, Casa de los Pájaros y la Casa del Planetario), un colegio ( ell Collegium de la Exedra) y, por supuesto, las termas o baños públicos. Es una de los espacios más atractivos del conjunto monumental que nos permitirá disfrutar de la que fuera la zona más privada e intima de la ciudad. Un viaje que, sin duda, conquistará tu lado más aventurero. ¿Hay mayor aventura que viajar al pasado?

Foto: Glauka.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...