Cheques de viajero: ¿Anticuados pero útiles?

Los cheques de viajero y su permanencia en la Era Digital.

Cheques de viajero: anticuados pero seguros.

Estamos en pleno apogeo de la tecnología, los viajeros no salen sis sus smartphones, notebooks, y / o tabletas. La conectividad domina el mercado y las operaciones se digitalizan cada vez más

Pero los cheques de viajero que parecen haber salido del cretácico, siguen vigentes. ¿Por qué?

Los cheques de viajero siguen siendo importantes como una forma de llevar dinero en efectivo de respaldo de emergencia, aunque estamos en la era de los cajeros automáticos y la banca computarizada, donde una transferencia se hace con un click y eliges, compras y pagas con el mismo método.

La evolución agresiva de la banca computarizada y la proliferación de los sistemas más rápidos, más fácil y más baratos: usar cajeros automáticos que proliferaron durante la última década, convirtieron a estos recursos seguros de viaje casi en piezas de museo pintoresco.

Ciertamente, es más fácil y más barato (cuotas, descuentos) pagar por cualquier cosa con tarjeta de crédito, pero para aquellos que son nuevos en los viajes al extranjero: un cheque de viajero es una forma de dinero del Monopoly que todo el mundo se ha comprometido a tratar como si fuera real. Es una hoja de pre-pago de papel por valor de $ 20, $ 50 o $ 100.

Usted compra estas cosas por su valor nominal de su banco, la oficina de AMEX de viaje, o AAA, aunque la oficina de su banco le puede cobrar un precio módico, y sólo los miembros de AAA y los titulares de tarjetas American Express puede comprar las cosas de los respectivos negocios sin tener que pagar el 1% a 4% habitual de comisión.

Hay un espacio en el cheque que el viajero firma todos y cada uno antes de despegar en su viaje.

Como todo en la vida y también en el Turismo, las cosas tienen sus pros y sus contras y los cheques de viajero no son la excepción:
Entre las desventajas debemos contar que no siempre es simple cambiarlos por moneda local donde sea que te encuentres y que a menudo las comisiones por aceptarlos son altas.

Además, estas acciones implican que debes recurrir a entidades financieras, por tanto deberás trasladarte hasta una que los reciba, usar los horarios bancarios, esperar, presentar tus documentos para acreditarte y ajustarte a los límites de retiro de efectivo que la entidad disponga (usualmente no canjean más de $200 dólares por operación).

Entre sus ventajas, se debe contar con la seguridad que aportan los mismos a la hora de transportarlos, pues no sirven a nadie más que a su titular por lo tanto no son “robables”, algo que sí ocurre con el efectivo y las tarjetas de crédito. Además, si pierdes o te roban un cheque de viajero, el mismo es reemplazado de forma gratuita por el emisor del mismo.

Fotografía: San Sharma en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...