Catedral, capilla y caverna de mármol

Otra rareza natural. Y de nuevo en Sud-américa. La naturaleza moldea los elementos terrestres a su antojo y crea auténticas obras de arte para que luego se conviertan en puntos turísticos y vayamos a visitarlos. Es cierto que hay numerosas formaciones rocosas en todo el planeta que cuentan con alguna particularidad: su forma, su grandaria, su color… pero la Catedral de Mármol es una de las atracciones de piedra más fabulosas que podemos encontrar en la faz de la Tierra. Por varios motivos. En primer lugar porque se sitúa en mitad de un lago pacífico de aguas turquesas. En segundo lugar porque su cercanía con el agua hace que se formen túneles y grutas maravillosas con formas espectaculares y que, cuando el nivel del agua disminuye, podemos visitar tranquilamente en alguna barquita romántica, en kayacs o gomones.

Catedral de Mármol

Catedral de Mármol en Chile.

Nos adentramos flotando sobre aguas transparentes hasta una rocosa montaña, a cuyos pies se cierne un laberinto de túneles, estalactitas y columnas en las más variadas formas que podamos imaginar. Basta asomar la mirada al agua para ver su reflejo nítido en ella. Por encima de tu cabeza, sabes que se sostiene un enorme pedrusco que estás atravesando hasta llegar a su corazón, pero no te asustas. Todo eso solo lo embellece más. Este increíble lugar se sitúa en Chile, en las costas del lago General Carrera. Se le llama Catedral de Mármol porque el color de la roca nos recuerda a este mineral. Allí abajo, uno se da cuenta de lo que es capaz de hacer la erosión a lo largo de los años; cómo las aguas del lago han tallado minuciosamente los escarpes costeros, lo suficiente para que una pequeña embarcación pueda adentrarse en su interior y recorrer todas estas formaciones. Además, la carga mineral de estas formaciones de carbonato de calcio permite una erosión todavía más rápida en las rocas.

La Catedral de Mármol es solo uno de los tres islotes que podemos hallar en este lugar. Le acompañan la Capilla de Mármol y la Caverna de Mármol, las tres juntitas a escasos metros de la orilla del lago. Para acceder hasta ellas se puede hacer montando en embarcaciones desde la localidad de Puerto Río Tranquilo (en la comuna de Chile Chico). Desde esta parte es posible alquilar la barquita que nos llevará a flote hasta nuestro destino. Se puede acceder en cualquier época del año, ya que el clima es óptimo durante los 365 días del año y cuenta con un régimen de lluvias muy breve.

Un paseo en barca cruzando las aguas turquesas del Pacífico hasta las entrañas de la naturaleza. ¿Algo más romántico que eso?

Fuente: patrimoniosdelmundo

Foto: Rgomez74

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...