Cádiz: La capital más antigua del Occidente

La provincia de Cádiz es variada y tradicional, con una gran carga de pasado, ya que al tener su ciudad capital con una antigüedad que supera los 3000 años, se encuentra plagada de huellas de culturas anteriores. Sin dudas, una característica interesante de descubrir.

La capital y la provincia llevan el mismo nombre, Cádiz, en la Comunidad Autónoma de Andalucía. En el caso de la provincia, se trata de la más meridional de la Península Ibérica, y tiene un perímetro de 586 kilómetros, de los cuales 260 corresponden a costa. En cuanto a la superficie, es de 7.385 kilómetros cuadrados, distribuidos en sus 44 municipios. Su población supera ligeramente el millón de habitantes, dando una densidad por encima de la media nacional. En el caso de la ciudad capital, se trata de un núcleo urbano del área metropolitana de la Bahía de Cádiz que representa el tercero d Andalucía, valen nombrar los otros integrantes que son los municipios de Jerez de la Frontera, El Puerto de Santa María, San Fernando, Chiclana de la Frontera y Puerto Real. La densidad poblacional, alcanza un número de 128.554, lo que la ubica en el puesto 17 en cuanto a Población de España. El 1,1% de esta población, indica el número de pobladores extranjeros, lo que se traduce a un total de 1.445 personas, mayoritariamente marroquíes.

El conjunto formado por Cádiz y San Fernando está separado de la península por el Caño de Sancti Petri, e históricamente ha sido desde un pequeño archipiélago a una sola isla. Esta particularidad hace que sea difícil definir su condición geográfica. Hoy día recibe un plan de tratamiento insular y se la conoce popularmente como la Tacita de Plata.

La provincia de Cádiz, resulta privilegiada y singular, reúne todos los atractivos que puedan cubrir las expectativas de quienes valoran el turismo en su verdadera dimensión cultural y festiva, ecológica y monumental, costumbrista, auténtica y esencialmente andaluza.

Esta ciudad es la más antigua del Occidente, con una edad de 3.100 años, es convocante a nivel histórico por su antiquísima historia, que se encuentra sellada por su estratégica situación militar y comercial, a caballo entre el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo Tartesos y fenicios visitaron estas tierras hace más de 3.000 años, y en un punto de este territorio levantaron la antigua Gadir, que se sitúa a unos 1.100 años a.C., siendo el asentamiento fenicio más antiguo. Los romanos y visigodos también dejaron sus huellas pero con la caída del Imperio y la conquista árabe de la Península, la ciudad entra en un declive importante, perdiendo la capitalidad de provincia y su importancia comercial y estratégica. A partir del año 711 fue territorio musulmán, hasta que Alfonso X, El Sabio, la reconquistó en la segunda mitad del siglo XIII incorporándola al Reino de Castilla. Vale destacar que fue una ciudad volcada al mar y al comercio durante la época Romana, donde alcanzó una gran prosperidad; se construyeron anfiteatros, acueductos y se convirtió en la segunda ciudad más poblada del Imperio durante un breve periodo de tiempo.

Desde esta provincia se contribuyó notablemente al descubrimiento y colonización de América durante el siglo XV. Cristóbal Colón y otros ilustres marinos utilizaron sus puertos como punto de partida hacia el Nuevo Continente y como este, muchos descubridores y conquistadores partieron desde allí en la época colonial, lo que la enriqueció y posibilitó, siglos después, la creación de una sociedad burguesa gaditana, liberal y revolucionaria.

En el siglo XVIII, «siglo de Oro» de Cádiz, se monopoliza el comercio de ultramar, lo que le imprime un carácter cosmopolita, penetrando nuevas ideas que dieron lugar a la apertura liberal y democrática recogida en la Constitución de 1812. Desde ese entonces, la ciudad no ha parado de crecer.

La ubicación geográfica de Cádiz, determina un aspecto climatológico que se considera un propio del Mediterráneo y al característico de la zona meridional del Atlántico europeo. La temperatura media anual ronda los es 18 grados centígrados. Encontrando el pico más alto en los meses de Agosto, cuando se llega a medir 27,7 grados centígrados y durante el mes de enero, se sienten las temperaturas más frías, al llegar a los casi 10 grados centígrados.
Cádiz, fue una ciudad volcada al mar, ya que en eso basó su desarrollo a finales del siglo XVIII y principios del XIX. Tanto la explotación pesquera como, en lo referente al turismo de playa. Por su posición al sur de España, logra una extensión de más de 200 kilómetros exclusivamente de playas, que se conocen por tener una fina arena dorada, vírgenes con acantilados y dunas. Por ser una de las playas más atractivas, miles de personas, disfrutan anualmente de estos paraísos desérticos, que además, tiene un clima que ofrece más de 300 días soleados al año.

No únicamente la playa es un elemento atractivo a la hora de captar visitantes, ya que entre las riquezas naturales encontramos seis grandes parques naturales contenidos en la provincia, en los cuales hay una gran variedad paisajística y de importante valor ecológico. Donde aun existen sectores costeros intactos, que se han sabido mantener respetando su entorno. En definitiva, no tienes excusa para no buscar hoteles en Cádiz.

Por otro lado, al ser una sitio por el cual han pasado diversas culturas, se encuentras rastros de todas ellas, es por esto que es tan rico y variados el aspecto artístico. Por ejemplo, las pinturas rupestres del «Tajo de las Figuras» en el municipio de Benalup; dos sarcófagos fenicios, actualmente en el Museo de Cádiz, o restos de ciudades romanas como «Baelo Claudia» en Tarifa, y «Carteia» en San Roque, así lo demuestran. A nivel arquitectónico, más de 30 castillos y recintos fortificados se pueden encontrar a lo largo de toda la provincia, algunos de los cuales, en buen estado de conservación. En lo referente al arte religioso, se pueden destacar La Cartuja de Jerez o las catedrales de Cádiz y Jerez. En cuanto a las muestras pictóricas, se pueden observar lienzos de El Greco, Murillo, Zurbarán y Goya, repartidos en diferentes iglesias y museos de la provincia.

En la actualidad, también existen artesanías que pueden encontrarse con facilidad en la visita a Cádiz, las más populares son la marroquinería, los telares de mantas y ponchos en Grazalema, tonelería y artículos bodegueros, los cestos, alpargatas y muebles artesanales.
También se cataloga de tradicional a la gastronomía de Cádiz que se encuentra muy influenciada por los vinos elaborados en esa provincia, ya que es común comer pescados y mariscos preparados con un agregado de un tradicional producto de bodega.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...