Alboraya: descubriendo la costa valenciana

Aunque empieza ya el mes de agosto y muchos tendrán ya sus destinos cerrados, en este caso te contamos cómo puedes descubrir la costa valenciana haciendo una parada en su localidad Alboraya.

alboraya

En nuestro blog te hablamos muchas veces de lo interesante que puede resultar hacer turismo sin salir de España. Y aunque seguramente hayas probado ya por tu cuenta cuantos rincones bonitos se esconden en nuestras fronteras, que son en parte lo que nos convierten en el tercer país con más visitantes y turistas de todo el mundo, hoy queremos hacerte una propuesta realmente mediterránea. Concretamente, queremos recomendarte un lugar para tus próximas vacaciones o para una escapada de esas que tan bien nos sientan. Hoy nos vamos a descubrir a Alboraya, en la costa de Valencia. ¿Te vienes con nosotros?

Ahora que ya te hemos revelado el destino al que vamos a movernos virtualmente, y seguramente ya lo tendrás localizado en el mapa, pasamos a la clásica segunda pregunta que todo viajero se hace en esta situación: qué hacer en Alboraya. La verdad es que la localidad ofrece un montón de planes interesantes con los que divertirse, disfrutar y sobre todo relajarse. Si empezamos por los tópicos, está claro que uno no puede visitar Alboraya y no probar su horchata. Al fin y al cabo, es allí dónde se originó una de las bebidas más conocidas de la gastronomía valenciana y que a día de hoy se ha extendido como un refresco natural a buena parte del mundo.

Pero si salimos de eso que hay que hacer y casi todos ya conocemos, creo que la primera impresión que te llevarás de Alboraya, sobre todo si pretendes descansar y disfrutar del ocio español por excelencia, es que su paseo marítimo, sus terrazas a pie de playa, y sus playas, son lo bastante buenas como para olvidarte de todo ese estrés del día a día y recuperarte en esa escapada o vacaciones con aire puro y una brisa marina que dicen sana casi cualquier cosa.

Y además de la horchata, el mar y las playas, en Alboraya hay toda una mezcla de contrastes entre las construcciones de la localidad. De hecho, nos encontramos en un casco histórico con viviendas bajas con varios siglos de antiguedad que se mezclan con las más modernas propias del cambio de época y se confunden luego con estilos coloniales característicos del mediterráneo. Si tomas una foto de cada uno de los más representativos verás como parece que se han sacado de distintos lugares. Pero en realidad todos estaban allí, en Alboraya.

Imagen: Gabriel Villena

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...