100 años de dinosaurios en el Dinosaur National Monument

El centenario del Dinosaur National Monument se convierte en una buena oportunidad para visitar este monumento lleno de fósiles prehistóricos.

Restos de dinosaurios

Entre los muchos motivos que podemos tener para visitar Utah, en Estados Unidos, en este año 2015 se nos ocurre una propuesta muy recomendable en la forma de la visita al Dinosaur National Monument. Este monumento se inauguró en el año 1915 con la intención de preservar la zona, que era rica en fósiles y restos vinculados con la paleontología. Su creación y denominación como museo encontró mucho apoyo desde el principio en algunos especialistas de gran reputación. Fue el caso de Earl Douglass, un paleontólogo que siempre estuvo interesado en fósiles de mamíferos, pero que no pudo remediar sentirse absorbido por los restos prehistóricos.

Cuando Douglass visitó Utah antes de la creación del Dinosaur National Monument descubrió que para su desgracia no había muchos fósiles de mamíferos, pero sí una gran cantidad de dinosaurios. Estaba claro que en esa zona, muchos millones de años atrás, habían vivido numerosos seres prehistóricos que habían quedado para la posteridad en su tierra. Unos años más tarde del descubrimiento de los fósiles, Douglass decidió volver a la zona y fue entonces cuando hizo los mayores descubrimientos en cuanto a restos de dinosaurios. Era el año 1909 y significaba los orígenes del monumento.

Todos sus descubrimientos, así como también los realizados por otros especialistas, están en la actualidad protegidos por el monumento en un espacio que permite disfrutar de un contacto muy directo con estos fósiles. Entre los muchos lugares de Estados Unidos que celebran en 2015 su centenario, este es uno de los más exóticos.

Quienes visiten el Dinosaur National Monument en la actualidad se van e encontrar más de 800 kilómetros cuadrados de instalaciones naturales. En sus orígenes, el espacio que se proporcionó al monumento era muy inferior, pero su relevancia y buena salud turística ha permitido que cada vez gane más terreno y que se extienda sus límites a fin de dar protección a una mayor cantidad de fósiles y restos prehistóricos.

Los visitantes que pongan rumbo hacia este monumento no solo se encuentran con los fósiles conservados, sino también con un emplazamiento natural rocoso que data de miles de años atrás. Las autoridades que se encargan de la gestión del monumento han trabajado duro para conservar el paisaje tal y como ha sido siempre a fin de que los visitantes de todo el mundo puedan conocerlo. Por otro lado, no falta la fauna actual campando a sus anchas, como halcones peregrinos, leones o incluso osos.

Vía: National Park Service

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...