Visita virtual a una tumba egipcia de 5000 años

Una nueva visita virtual nos permite, en esta ocasión, recorrer la tumba de la Reina Meresankh III de Egipto.

Visita virtual a una tumba egipcia de 5000 años

Nos parece que vamos a remodelar nuestra sección dedicada a los viajes por el mundo como una sección dedicada a los viajes virtuales. Dicho de una forma un poco humorística, pero también muy real, dado que ahora mismo es la única oportunidad que tenemos de hacer turismo.

Ya hemos hablado de otras visitas turísticas virtuales y ahora ponemos rumbo hacia Egipto, donde se nos ofrece una posibilidad de lo más irresistible: la oportunidad de visitar una tumba datada de una antigüedad de nada más y nada menos que 5000 años. Se trata de la tumba de la Reina Meresankh III, la cual ha sido recreada en un glorioso 3D gracias a la Universidad de Harvard. Desde allí se han ocupado de permitir que quienes visiten el tour virtual puedan soñar que están en Egipto en uno de esos lugares turísticos que siempre se recuerdan y que goza de una enorme cantidad de visitas todos los años.

Hemos probado la experiencia y tenemos que decir que merece mucho la pena y que si desconectamos un poco nos vamos a sentir como si de verdad estuviéramos explorando un lugar nuevo de forma turística. Es posible que si lo probáis navegando con un dispositivo de realidad virtual lo disfrutéis todavía más.

Lo primero que hacemos al cruzar las puertas de la tumba de la Reina Meresankh III es encontrarnos con una gran serie de puntos de interacción en los que se nos informa de todo lo importante para que conozcamos mejor el lugar. La información se ve complementada con distintas estatuas, monumentos funerarios e imágenes artísticas de la época, como murales, en los que podemos ver la manera en la que se recuerda y ha pasado a la historia la protagonista de este monumento. En las imágenes también podemos ver a otras personas de la familia, como los propios padres de la reina, así como la forma en la que los súbditos respetaban a la reina por encima de todas las cosas.

Este punto de entrada a la tumba nos mantendrá un rato entretenidos, especialmente si nos tomamos la molestia de leer la información y asimilarla poco a poco, pero después aún tendremos más contenido. El plato fuerte será acceder a la cámara funeraria, el impresionante lugar en el que fue encontrado el sarcófago de la reina en el año 1927. Su descubridor fue el arqueólogo George Andrew Reisner (1867-1942), que gozó de una gran reputación e implementó métodos en sus excavaciones que se continúan utilizando en los tiempos actuales. Hoy todos podemos disfrutar de su descubrimiento desde nuestro ordenador.

Vía: Matterport

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...