Mallorca, sol y playa sin salir del país

La isla de Mallorca es una perfecta opción para quienes quieren disfrutar de sus vacaciones sin salir del país y combinando al mismo tiempo opciones válidas para descansar y para pasar unos días de aventura y disfrute de todos los deportes que el mar puede ofrecer a quienes lo escogen para pasar sus días de vacaciones.

La isla de Mallorca es uno de los destinos más atractivos para pasar las vacaciones de verano. Es un destino nacional, lo que implica que no supone hacer un viaje demasiado largo, que tenemos todas las facilidades posibles con el idioma y podemos seguir disfrutando de todos los atractivos de nuestra cultura. Pero, además, Mallorca nos ofrece una gran cantidad de lugares de los que poder disfrutar a la hora de hacer turismo.

El castillo de Bellver es uno de los enclaves más representativos de la isla, por ser éste uno de los tres únicos castillos europeos de planta circular. Tampoco se debe olvidar si se viaja a esta isla visitar la Catedral de Santa María de Palma de Mallorca, famosa por contener uno de los rosetones más grandes del estilo gótico levantino, lo que la ha hecho ser conocida a nivel internacional con el sobrenombre de “el Ojo del gótico”. E igualmente en el plano de la arquitectura religiosa es obligada la visita al Monasterio de Lluc, lugar de peregrinaje por excelencia de la isla por encontrarse en él la Virgen de Lluc (Patrona de Mallorca).

Atardecer en Palma de Mallorca. Imagen: Wind para Wikimedia Commons

Tampoco hay que olvidarse de visitar El Castillo de Bendinat, construido en el siglo XIX por el Marqués de la Romana y otro de los enclaves destacados de la zona.

Si lo que buscas es el aire fresco, no debes olvidarte de pasear por  el conocido Paseo Calviá, considerado el pulmón verde del municipio de Palma de Mallorca. No es de extrañar ya que este paseo peatonal, con un recorrido de 32 kilómetros, ha sido decorado con diferentes especies arbóreas, entre las que destacan los fresnos y los pinos carrascos que se mezclan con otras como la marjada y los olivos. Otro de los atractivos del paseo es que atraviesa los núcleos de población más importantes, llegando a bordear la costa entre bahías y pequeñas calas, por lo que un paseo por este paraje permite obtener una visión bastante general de la isla.

Y al margen de todo ello, la isla de Mallorca siempre será conocida por sus playas, que combinan sus aguas cristalinas con kilómetros y kilómetros de arena que permiten a los turistas disfrutar de múltiples vías de diversión. Desde la práctica de deportes acuáticos, como el windsurf, la vela o el vóley playa, hasta el simple hecho de relajarte tomando el sol y escuchando el susurro de las olas. Una oportunidad única de disfrutar del verano sin perderse lo mejor de España pero alejándote del ruido y del barullo de la ciudad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...