La torre de Hércules, el faro romano del fin del mundo

Durante mucho tiempo, Galicia se ha resentido de ciertos aislamientos. Esta región lleva unos años despertando al turismo. Con todo, oculta algunos monumentos suntuosos, en medio de sus paisajes verdes. La religión católica arraigo con fuerza en Galicia y sus numerosos edificios religiosos son la mejor muestra de ello.

La Coruña es algo más que el Deportivo de la Coruña. Es una encantadora ciudad de Galicia con algunos monumentos muy interesantes que la convierten en un sitio donde pasar unos días. ¿Buscas un hotel en la Coruña? La Torre de Hércules, un faro romano del siglo II, es el símbolo de la ciudad. Si os parece poco, la vieja ciudad les encantará por sus numerosos edificios religiosos como la iglesia de Santo Domingo o el Convento de Santa Bárbara.

La Torre de Hércules es el faro más antiguo aún en servicio de Europa. Fue construido por los romanos en el siglo II, bajo el gobierno de Trajano. En 1788, fue totalmente restaurado bajo el impulso del rey Carlos IV. Los trabajos dirigidos por Cayo Sergio Lupo, un arquitecto portugués.

La Torre de Hércules es un edificio de forma cuadrada. Tiene una altura de sesenta y ocho metros y por la noche, la luz que tiene puede ser divisada a una distancia de treinta y dos millas náuticas.

Al pie del Torre de Hércules, se puede admirar una bonita rosa de los vientos. El faro está compuesto de tres partes. Para alcanzar la cumbre, es necesario subir 242 escalones. Pero la vista de la Coruña merece la pena el esfuerzo.

Horarios de apertura:
De octubre a marzo: todos los días, 10h-17h45.
De abril a junio y septiembre: todos los días, 10h-18h45.
De julio a agosto: del domingo al jueves: 10h-18h45, el viernes y el sábado 10 h-20h45.

Imagen Torre de Hércules por Jove en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...