La imponente Mezquita del Sultán Hassan, en El Cairo

En El Cairo, Egipto, se encuentra una de las construcciones religiosas más grandes y bellas del mundo: la mezquita del Sultán Hassan, construida en el siglo XIV y una de las obras de arquitectura mameluca más excelsas. Hoy en día, es también una de las más visitadas.

La Mezquita del Sultán Hassan, en la Ciudadela de El Cairo, es considerada una de las más grandes del mundo

La Mezquita y Madraza del Sultán Hassan en El Cairo, Egipto, está considerada una de las construcciones religiosas más grandes del mundo. Su construcción tuvo lugar en el siglo XIV, entre los años 1356 y 1363, y fue mandada a erigir por el entonces joven Sultán Hassan, de aquí su nombre.

Esta mezquita es además estimada como una de las más bellas e imponentes de la arquitectura mameluca no sólo de esta histórica ciudad, sino también de Egipto. Aún más, hay quienes la señalan como uno de los monumentos islámicos más importantes y atractivos del globo.

Aunque se erigió con la finalidad de ser una madraza, es decir, una escuela islámica, se fue luego convirtiendo en mezquita congregacional. Desde aquel entonces que es una de las más visitadas en El Cairo por los adeptos a esta religión.

En cuanto a su historia se puede decir que fue mandada a construir por el Sultán Hassan, quien cuando asumió por primera vez lo hizo con sólo 13 años. Tras un período en que fue destronado, volvió al poder en 1356, año en que se iniciaron las obras para este increíble edificio religioso.

Además, es un ejemplo excelso de la arquitectura mameluca de Egipto

La historia de su creación también incluye un capítulo trágico: cinco años después de iniciada la empresa, uno de los minaretes se derrumbó y causó la muerte de más de 300 personas. En su momento, este accidente de grandes dimensiones fue considerado un mal presagio, de aquí que en 1361 el Sultán fue asesinado, sin haber llegado a ver terminada su gran obra.

Más allá de estos condimentos históricos, hoy en día la Mezquita del Sultán Hassan es un monumento sin igual: con unos 150 metros de largo, 36 de alto y un minarete mayor de 68 metros, su figura recortada en la Ciudadela de El Cairo es realmente imponente.

Desde su misma entrada, el visitante occidental sentirá introducirse en otro mundo. En su interior se podrá encontrar la sala central con la fuente de abluciones (donde los islámicos se lavan los pies antes de sus oraciones), cuatro grandes liwans o salas donde se enseñaban las escrituras, otros patios y pasillos de lo más elegantes, con muros trabajados en el mínimo detalle –en algunos de ellos incluso se podrán observar pasajes del Corán-, entre otros espacios, incluido el Mausoleo del Sultán Hassan.

Esta increíble Mezquita en El Cairo puede ser visitada todos los días de 8 a 17 horas (excepto los viernes). Se recomienda ir por las mañanas, para admirarla a plena luz del día y observar con detenimiento esta increíble pieza de la arquitectura mameluca.

Un último dato: varios historiadores coinciden en que para la construcción de este edificio islámico se habrían utilizado piedras prodecentes de las Pirámides de Giza.

Fuente Sacred-Destinations

Foto 1 guillenperez en Flickr

Foto 2 Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...