Más de 1000 años de historia en el Monasterio de San Pedro de Arlanza

El Monasterio de San Pedro de Arlanza tuvo una gran relevancia para el pasado de Castilla y ahora se pueden visitar sus ruinas.

Monasterio de San Pedro de Arlanza

Desde 1835 el Monasterio de San Pedro de Arlanza se encuentra abandonado, sin funcionar de la forma en la que lo hizo en el pasado, pero captando el interés de los turistas. Se dice, según cuenta la leyenda y el misterio que rodea a la región, que su deterioro es símbolo también de la situación de Castilla, que no goza de la importancia a nivel nacional que llegó tener muchos cientos de años atrás.

Es por ello que se están realizando trabajos de restauración y preparación para que el monasterio pueda ofrecer un aspecto más sólido y en consonancia con lo que representó en el pasado. Se encuentra afincado en Hortigüela y es de fácil visita por todo tipo de personas que quieran ver un lugar con mucha historia. Existen guías que permiten conocer sus instalaciones y descubrir la forma en la que se vivía en el lugar en el pasado.

A esto ayuda que algunas de las zonas del monasterio todavía se conserven de forma que hay trazos de lo que allí hubo hace ya 1000 años. Una buena demostración de ello se puede apreciar en parte de sus ruinas, como en el caso de las celdas, el lugar donde se alojaban los monjes, que han recibido un apoyo de restauración en tiempos recientes.

Hay algunas muestras de la iglesia que estuvo allí en el pasado con las que se pueden apreciar los diferentes estilos que ha llegado a tener la región en el pasado. Se mantiene, para alegría de los visitantes, la torre, que ofrece una gran vista de lo que fue tiempo atrás el monasterio, comprendiéndose todas las historias que hablan del fuerte vínculo que tuvo con la historia de Castilla. Los visitantes pueden apreciar que se mantiene una zona del claustro, aunque han desaparecido varias ruinas y piezas históricas que se han ido dirigiendo a museos y centros históricos, como es el caso de los sarcófagos en los que se encontraban los restos del conocido conde Fernán González. Este fue el que mandó la construcción del monasterio y una importante pieza en el pasado de Castilla, lo que le aporta más valor a que sus restos se encontraran en las instancias del lugar.

La visita al Monasterio de San Pedro de Arlanza está recomendada para los amantes de las ruinas, aprovechando el buen tiempo de la zona y la calidez de las gentes de las cercanías. Con el tour que sirve de guía es aún más recomendable, dado que así descubriremos qué es cada cosa que estamos viendo.

Foto: José Antonio Gil Martínez

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...