Descubriendo la Sierra de Francia: La Alberca

Encanto y naturaleza a 76 kilómetros de Salamanca. Un entorno ideal para disfrutar de una larga caminata con una rica fauna y flora acompañado de la gastronomía de la tierra.

alberca

Plaza Mayor, La Alberca

Para los amantes del turismo de interior y defensores del placer del senderismo, ofrecemos hoy una parada obligatoria a nuestro paso por una de las ciudades más encantadoras de Castilla y León: Salamanca.  Rica en su patrimonio,cultura y gastronomía, la ciudad salmantina nos ofrece un sin fin de maravillas para disfrutar de un fin de semana mágico. Sus rincones y callejuelas nos adentrarán en una ciudad viva y alegre que se teñirá de dorado cada atardecer.

Tras unos días en la ciudad universitaria, cansados de pasear entre adoquines y jolgorio, una ruta espléndida y natural nos ofrece la posibilidad de descubrir el pintoresco pueblo de La Alberca y la Peña de Francia. A 76 kilómetros de Salamanca y a 1050 metros de altitud, en autobús o en coche, La Alberca es uno de esos pueblitos que te devuelven al mundo de los cuentos y la fantasía. Los romanos conocían este lugar como Valdelagunas, puesto que estaba rodeado de fuentes y manantiales. Desde 1940, La Alberca fue declarada Conjunto Histórico-Artístico.

Pintoresco y sorprendente pueden ser dos de los adjetivos con los que describir a éste pequeño pueblo perteneciente. Sus construcciones como la Iglesia Parroquial, hasta la Plaza Mayor y cada uno de sus bares y tiendas de productos autóctonos hacen que el visitante se detenga en el tiempo y viaje a alguno de sus cuentos de la infancia. Sin duda es el lugar perfecto para comenzar una fantástica ruta en la que nos espera más belleza y magia si cabe.

El recorrido al que nos enfrentaremos para alcanzar la Peña de Francia desde La Alberca será de 8,7 kilómetros. Una caminata que los más aficionados podremos realizar en unas 3 horas. En la pequeña oficina de turismo podrán indicarnos la ruta que parte desde un colegio para adentrarse en un llano camino de pinos que culminará en la cabecera del río Francia. Un puente de piedras de estilo medieval nos ayudará a atravesar el río y nos deleitará con unas maravillosas vistas.

El camino empieza a complicarse cuando nos enfrentemos a la montañosa pendiente que nos enfrentará con la Peña de Francia. Las vistas panorámicas con las que nos cruzaremos en nuestro camino nos harán disfrutar de la naturaleza más pura y el aire más fresco. Sin prisa y con mucha calma alcanzaremos un camino de piedras llamado Vía Crucis que nos indicará que hemos alcanzado la cima. El santuario donde se venera la Virgen Morena de la Sierra presidirá este fantástico rincón que nos mostrará las maravillas de este parque natural conocido como Las Batuecas-Sierra de Francia.

Las especies que allí conviven,como el águila culebrera o la cigüeña  negra, pondrán ante nosotros un paraje verde y majestuoso que vislumbrar desde el mirador. Visitar el santuario y el convento son las dos siguientes paradas tras disfrutar de las vistas y del merecido descanso.

La vuelta será sencilla y podremos hacer una larga parada en La Alberca para relajarnos y comer una de las especialidades de la tierra como el ‘Cabrito cuchifito’, acompañado de un vino de la comarca y dulces hechos con productos naturales allí cultivados como turrones, obleas o miel.

Más información / La Alberca

Foto / Cruccone

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...