Casas rurales: diseño y modernidad

¿Quieres disfrutar de la tranquilidad del campo sin renunciar al lujo de los grandes hoteles? Toma nota de las casas rurales más chic de nuestra geografía.

refugio de cristal

El Refugio de Cristal (Hontanar, Toledo)

El nuevo concepto que ha revolucionado el turismo rural se llama Thinking Desing, una tendencia que transforma las habituales casas rurales en auténticos monumentos arquitectónicos llenos de luz, color y texturas. El diseño y la modernidad son la clave del alojamiento, creando una atmósfera perfecta para que los huéspedes puedan alejarse del bullicio de la ciudad y disfruten de la naturaleza en un entorno donde cada detalle cuenta.

La casa rural La Muedra (Villa de Vinuesa, Soria) es un ejemplo perfecto de lo que representa esta corriente: en medio de bosques de pino y pequeños ríos, una fachada en piedra rústica nos da la bienvenida a una vivienda de diseño minimalista en su interior. La modernidad y las características arquitectónicas tradicionales se combinan en armonía para acoger a un máximo de diez personas en un espacio amplio dominado por la luminosidad y los contrastes. Villa de Vinuesa es el lugar perfecto para hacer una escapada de fin de semana con los más pequeños de la casa y reunir a todos los amigos en torno a una barbacoa en el jardín.

Otra de las facetas que más nos llama la atención cuando buscamos una casa en el campo son sus vistas. Despertarte, mirar por la ventana y contemplar kilómetros de bosque a tu alrededor es una sensación única. Los enormes miradores de la casa rural El Refugio de Cristal nos proporcionan uno de los pasajes más asombrosos: los enormes ventanales nos permiten fundirnos con la naturaleza del Parque Nacional de Cabañeros sin salir de nuestra casa de diseño exclusivo. Y para que os acabéis de enamorar de esta casa situada en Hontanar, Toledo, os diré que cumple con todos los estandartes de sostenibilidad y bioclimática, motivo por el cual le otorgaron la máxima categoría de casas rurales en Castilla-La Mancha.

Pero en cuestión de avances tecnológicos y estilo contemporáneo, la casa Entregredos de Ávila se lleva la máxima puntuación. Esta casa rural cinco estrellas cuenta con suelo radiante, sistema domótico, pantalla táctil y una increíble piscina de agua salada con jacuzzi. Y para los momentos de desconexión, podemos leer tranquilamente un libro tumbados en la zona chill out de la vivienda mientras contemplamos la Sierra de Gredos, a la que también tenemos acceso desde un mirador de plataforma aérea. ¡Un enclave ideal para los amantes de la fotografía!

El Castelo de Andrade en La Coruña también nos ha llamado la atención por su exquisita decoración: los tonos cálidos y cálidos se adueñan de las paredes de cada habitación para crear un ambiente veraniego durante todo el año. Una tradicional casa de campo gallega, desde cuyo salón podemos apreciar el campo gracias a un enorme ventanal.

Nuestra última propuesta se aleja un poco del modelo Thinking Desing, pero merece ser incluida en esta lista por su estilo vintage y su atmósfera bohemia. La casa Josephine de la Rioja posee todas las características de una casa rural tradicional con una decoración de ensueño, perfecta para un fin de semana romántico. En esta casa del siglo XIX ubicada en el pueblo de Sorzano se apuesta por el ritmo pausado y la vida contemplativa, donde podemos dar rueda suelta a nuestra creatividad con los talleres de escritura e ilustración que nos ofrece el propietario a manos de expertos en la materia.

Vía / Toprural

Foto / Trivago

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...