Rutas por los oasis de montaña y los castillos bereberes

Túnez es un país que invita a la aventura y al descubrimiento, por ello no es de extrañar que muchos turistas se decanten por rutas que combinan naturaleza, paisaje y aventura. La mejor manera de descubrir el interior del país.

Oasis en Midès

Una ruta especialmente atractiva se abre al viajero que busca experiencias nuevas en el sur de Túnez: la ruta de los oasis y de las fortificaciones bereberes.

Se trata de los restos de pequeñas aldeas desmanteladas a finales de los años sesenta por importantes inundaciones que trastocaron sus fortalezas defensivas, originariamente levantadas por los romanos para apoyar y defender las rutas de caravanas comerciales que atravesaban el norte del Desierto del Sáhara Occidental.

Hoy, los baluartes ajados de Midès, Tamerza y Chebika constituyen una ruta accesible en coche por el interior del país siguiendo la carretera P16 que parte de Gabes. Es una ruta cultural ideal para descubrir un pasado remoto y la naturaleza de verdaderos oasis en la frontera del desierto, al que alimentan ríos y escorrentías ocasionales, los llamados wads tunecinos.

Chebika

Situada a 53 kilómetros de Tozeur, Chebika fue un antiguo puesto defensivo de los romanos. Destaca por sus espectaculares paisajes y por sus escondidas casas construidas en piedra y adobe, situadas en la ladera de la montaña. Muy cerca se encuentra una espléndida cascada que, como ironía, cae abundantemente y recuerda el milagro del agua. En Chebika también se rodó parte del film ‘El paciente inglés’, además de la cuarta entrega de ‘Star Wars’ y ‘Una nueva esperanza’.

Tamerza

Situado a 14 kilómetros al norte de Chebika, Tamerza es un precioso oasis que formó la Ad Turres romana y un obispado cristiano durante la época bizantina. La ciudad antigua está abandonada pero cuenta con varias tumbas de santos de interés y, sobre todo, con varias cascadas maravillosas, una vegetación frondosa y la espectacular peculiaridad poder observar los cambios de color de sus relieves a medida que la luz del día varía. No deje de pararse en el hotel Tamerza Palace, una obra arquitectónica que se distingue por su perfecta integración en el entorno paisajístico.

Midès

Apenas a seis kilómetros encontramos el siguiente oasis-fortaleza, el de Midès, un antiguo asentamiento romano suspendido sobre un oasis en lo alto de una garganta y desde donde se divisa un desfiladero de más de 60 metros. El nuevo pueblo de Midès  se encuentra bastante cerca y es un lugar donde crecen multitud de higos y naranjas. Como dato curioso, cabe destacar que en Midés también se rodaron las películas ‘Fort Saganne’ y ‘El Paciente Inglés’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...