Los secretos de Hammamet

Hammamet no es solo un destino de sol y playa, la ciudad esconde multitud de rincones singulares con los que deleitar al visitante. No dudes en escoger esta deliciosa ciudad en tu viaje a Túnez si lo que quieres es estar cerca de la capital y disfrutar de animadas excursiones a los alrededores.

Hammamet vistas

Túnez ofrece muchos encantos para el visitante. Pero, tanto si es tu primera vez en el país como si repites, hay una parada fundamental en tu viaje: la ciudad de Hammamet. Su cercanía de la capital, su costa y su puerto la convierten en uno de los centros turísticos de Túnez. ¿Te estás preguntando qué ver en Hammamet? Nosotros te lo contamos.

La gran mayoría de los turistas que visitan esta localidad de la costa lo hacen con la intención de descansar y disfrutar de las playas. Y aunque estas son un reclamo de lo más válido, lo cierto es que la ciudad ofrece muchos más secretos por descubrir. La Medina es uno de ellos pues, delimitada por la muralla medieval, contiene tiendas de artesanía, joyerías y, por supuesto, hammams o baños públicos dignos de ser visitados.

Vale la pena igualmente descubrir la Gran Mezquita, que por supuesto encontraremos dentro de la Medina. Fue construida en el siglo XV. La avenida Habib Burguiba es la calle principal de Hammamet. Un lugar donde encontrar tiendas y restaurantes que abren de día y de noche, y que se convierte en la zona perfecta para salir a tomar algo.

La Medina de Yasmine Hammamet, por su parte, es la zona comercial de más reciente construcción de la ciudad, y la podemos encontrar al sur de la misma. Su nombre, yasmine, hace referencia al jazmín, la flor más cultivada en Túnez y, especialmente, en Hammamet. En esta zona de la ciudad están, además, el puerto deportivo y los hoteles más lujosos.

Excursiones desde Hammamet

La privilegiada situación de Hammamet la convierte en un sitio ideal para pasar todas nuestras vacaciones y, desde allí, visitar los alrededores. La capital, Túnez, está a tan sólo 60 kilómetros. Pero si se prefieres una vacaciones tranquilas, exclusivamente dedicadas al relax, el sol y la playa, aprovecha algunas tardes para hacer excursiones como éstas:

– La Necrópolis de Pupput. Un espectacular yacimiento que se encuentra a unos 6 kilómetros en dirección a Soussa. Pupput es un antiguo asentamiento romano sobre el que, posteriormente, también construyeron los bizantinos. Lo más espectacular del recinto son los mosaicos de las tumbas cristianas.

Zaghouan también es un antiguo enclave romano bien conservado y donde se pueden contemplar un acueducto, termas y un anfiteatro. Pero la gran atracción de este pequeño pueblo es el Templo del Agua, encajado en las montañas que rodean la localidad y decorado con estatuas de ninfas.

Como ves, Hammamet es mucho más que una ciudad de sol y playa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...