La zen attitude en Túnez

Son muchos los viajeros que eligen destinos en los que poder apartarse del mundanal ruido y relajarse. Disfrutar de la naturaleza y cuidar el cuerpo son dos elementos indispensables para recuperar el bienestar perdido. Túnez es un lugar perfecto para que cuerpo y mente descansen durante nuestras vacaciones.

Hotel The Residence

Las vacaciones son el momento que todos esperamos para desconectar y relajarnos. Nada de viajes estresantes en los que nos empeñamos en recorrer cuatro países en tres días. Al contrario, es el momento ideal para para recargar pilas. Por eso, si buscas un lugar que ofrezca relax y tranquilidad, pero también paisajes espectaculares y bellas playas, elige Túnez.

Las playas más tranquilas de Túnez

La Costa Mediterránea baña el norte de Túnez. Allí encontramos las mejores playas y, aunque el país es turístico, se pueden encontrar playas limpias y en perfecto estado, el escenario perfecto donde encontrar la serenidad que buscas.

La isla de Djerba ofrece playas de arena fina, palmeras y está menos masificada que la capital. Es el lugar perfecto para desconectar. Además, la ciudad de Madhia también dispone de una costa en la que poder apostar por la tranquilidad, pudiendo visitar una medina del siglo XII que da a la población ese aire medieval.

Hoteles de lujo con spa

Si lo que buscas es que te mimen, opta por alguno de los numerosos hoteles de lujo con servicios de talasoterapia y spa. Túnez es el país con más centros de este tipo en el mundo después de Francia, algo que coloca este destino en el centro de mira para todos aquellos viajeros que buscan un oasis en el que descansar en cualquier época del año.

Entre todos los hoteles que podremos encontrar queremos destacar The Residence, cuyo spa Les Thermes Marins se inspira en los balnearios romanos y los hammams árabes. La mejor forma de cuidarse en un entorno espectacular. The Russellior Hotel Spa, en Hammamet, dispone de una espectacular playa privada, spa y un cuidado excepcional en los detalles, basados en materiales ecológicos. Se trata de una de las zonas más turísticas del país, donde poder practicar el golf. No obstante, nada estorbará nuestro descanso.

Los hammams de Túnez

La relajación está íntimamente unida a la tradición árabe. Ahí están los hammams, oasis de agua y relax, usados desde la época medieval para la higiene y el cuidado personal. Los más antiguos, que se encuentran en la capital, son Daouylette y Kachachine. Con accesos y horarios diferentes por sexos, el hammam es todo un ritual. Se pasa por diferentes salas a distintas temperaturas, realizándose saludables exfoliaciones en la piel. Por último, se recibe un masaje. Y todo ello en un ambiente relajado.

Playas de arena fina, hammams, spas… el relax es uno de los componentes fundamentales en tu viaje a Túnez. Vive la zen attitude desde el principio.

Más información / Turismo de Túnez

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...