Túnez, el granero de Roma

Si quieres conocer el legado histórico de tierras tunecinas solo tienes que leer este artículo y empezar a planear tu viaje al que fue uno de los emplazamientos más importantes de la época romana. Ciudades como Dougga o Cartago y edificaciones como el Coliseo de el Djem son solo algunos de los ejemplos más grandilocuentes.

Tunez el granero

Túnez es famosa por sus playas. Algunos saben también de su gastronomía y de la hospitalidad del pueblo tunecino. También son reconocidos sus zocos y su artesanía pero… ¿sabías que fue una colonia romana? Túnez se puede considerar como el granero del Imperio Romano y, en consecuencia, todo el país está repleto de edificios, ruinas y yacimientos de la época romana. Si te gusta la historia o simplemente quieres maravillarte con lo que queda de esa época, estos son los lugares donde mejor se conservan los restos romanos.

El coliseo de El Djem. En la pequeña localidad de El Djem se encuentra el anfiteatro mejor conservado, fuera de Italia, claro está. El majestuoso coliseo de El Djem fue construido en el año 238 después de Cristo y usado para luchas de gladiadores, carreras… Es tan espectacular y se encuentra tan buen estado que el director Ridley Scott lo usó como decorado natural para su película ‘Gladiator’.

Cartago. Esta mítica ciudad fue fundada por los fenicios y llegó a enfrentarse al Imperio Romano hasta que éste conquistó el país. En Cartago podemos encontrar las termas de Antonino, con un emplazamiento espectacular frente a la bahía de Cartago.

Dougga. Los amantes de la historia antigua disfrutarán como niños en Dougga. A tan sólo 100 kilómetros de la capital, en esta ciudad se encuentran edificios muy bien conservados que nos transportan a la época romana. Desde un teatro del siglo II antes de Cristo a un Capitolio dedicado a los dioses Júpiter, su esposa Juno y Minerva.

El Museo Nacional del Bardo. Como podéis ver, los romanos dejaron su huella en toda Túnez. Hay restos arqueológicos dispersos por todo el país y podéis contemplar muchos de ellos en el Museo Nacional del Bardo. En este museo, que se encuentra en la capital, hay salas dedicadas al arte púnico, al bizantino, al musulmán… pero las más famosas son aquellas dedicadas a los mosaicos romanos. Auténticas obras de arte en excelente estado de conservación. Obras como La Liberación de Andrómeda o El Triunfo de Neptuno.

En definitiva, Túnez nos ofrece un viaje a un pasado inolvidable que los amantes de la historia sabrán apreciar.

Más información / Turismo de Túnez

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...