Maglev, el tren chino que alcanzará 620 kilómetros por hora

China prepara para un futuro no muy lejano, un nuevo tren que permitirá desplazamientos hasta a 620 kilómetros por hora gracias a la tecnología HTS.

No se puede decir que en los últimos meses hayamos desarrollado un interés demasiado pronunciado por aquello procedente de China (más bien todo lo contrario, por motivos obvios), pero hay que reconocer que algunos de los avances que están presentando en tiempos recientes merecen que les demos espacio entre nuestras noticias. Lo último que ha entrado en escena ha sido el tren Maglev, el cual tendrá capacidad para alcanzar una velocidad de 620 kilómetros por hora. De momento ha sido presentado en forma de prototipo, con la esperanza, según sus creadores, de que se encuentre en circulación en un periodo de entre 3 y 10 años.

La tecnología que hace posible este nivel de velocidad es HTS, un superconductor de alta temperatura que en la práctica lleva a que parezca que el tren se encuentra flotando mientras avanza por unas vías magnetizadas. El modelo de tren que se ha presentado tiene 21 metros y se ha podido ver cómo se desplazaba a través de un circuito de prueba de 165 metros.

Esta prueba del prototipo ha sido más que suficiente para hacernos a la idea de lo que proporcionará esta tecnología tan prometedora, la cual, no obstante, se convierte en un proyecto de futuro a la vista del tiempo que todavía falta para que esté en funcionamiento.

Para China la producción de un tren de alta velocidad no es algo precisamente nuevo. En realidad, en la capital siempre se ha dado mucha importancia a este tipo de medio de transporte, motivo por el cual hay una red de vías de alta velocidad formadas por nada más y nada menos que 37 mil kilómetros.

El tren más rápido hasta la fecha es otro Maglev que se inauguró en 2003 y que alcanza una velocidad máxima de kilómetros por hora, siendo uno de los sistemas de transporte más utilizados, sobre todo como forma de comunicar el aeropuerto de Pudong con la ciudad de Shanghai. Otros de los avances del país en esta materia han sido, por ejemplo, el CR400AF-G, un tren que tiene capacidad para resistir bajas temperaturas. Este garantiza que incluso con una temperatura de -40 grados, sería posible disfrutar viajando dentro del tren a una velocidad de 350 kilómetros por hora.

Tengamos en cuenta, a modo de comparación, que la velocidad máxima del AVE es de 310 kilómetros por hora, por lo que no hay duda de que se trata de un salto importante. En Japón, el tren bala es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 320 kilómetros por hora, aunque en pruebas a circuito cerrado llegó hasta 443 kilómetros por hora.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...