¿Jugar al Tetris? Lo mejor para dejar las maletas dentro del AVE

Si nos subimos al AVE y conseguimos encontrar hueco para dejar la maleta nos podremos sentir afortunados.

maletas dentro del AVE

Últimamente estamos un poco picajosos, no es que estemos buscando polémica, que conste en acta. La cuestión es que viajar nos ha llevado a tener ese tipo de encontronazos que preferiríamos haber evitado. Y algunos son tan reiterativos que como vemos que no desaparecen con el paso del tiempo al final nos hacen hablar. Hoy queremos hablar de cómo llevar maleta al AVE se puede convertir en toda una odisea para el viajero. Y la culpa no la tienen los fabricantes de maletas por hacerlas tan grandes, sino las instalaciones del tren por no proporcionar espacio donde dejar las maletas.

Cansaditos estamos de tener que jugar al Tetris durante horas para tener habilidad suficiente para poder dejar nuestra maleta cuando subimos al AVE. No debería ser tan difícil hacer unas matemáticas que permitan que todo el mundo pueda dejar su maleta. Si tenemos 500 plazas de tren hagamos una media sobre cuántas maletas de tamaño moderado pueden subir al tren. Pero hagamos una cuenta coherente, no una propia de un mundo de fantasía y color.

Porque cada Navidad es lo mismo: una batalla para ver qué pasajeros encuentran sitio para dejar su maletón. Los demás tienen que inventarse una forma de quitarse la maleta de encima y no sufrir el cargar con ella en el asiento (algo inviable en el mayor porcentaje de los casos).

Una opción es subirla a la zona que está encima de los asientos, que no tiene demasiado espacio y normalmente meter ahí una maleta grande es prácticamente arriesgarse a ser aplastado si hay algún tipo de problema con el movimiento del tren. Otra posibilidad es meterla en la zona de los pies si la maleta es pequeñita, pero tampoco es algo a lo que podamos recurrir siempre. Se nos ocurre que una salida sería dejar la maleta en el pasillo o en alguna parte del tren en la que haya espacio para ello. Pero si lo intentamos el revisor no tardará en decirnos “aquí no se puede dejar la maleta”. ¿Y dónde la dejamos entonces?

La última opción, nada elegante, es hacer Tetris en la zona del maletero y encajar la maleta “donde entre”. Eso suele suponer acabar aplastando las maletas de los demás viajeros o arriesgarnos a que aplasten la nuestra. No es la solución, no somos salvajes, solo queremos un buen espacio para maletas. Pero de ofrecérnoslo habría que limitar las plazas y eso significa menos ingresos, así que… no lo vemos claro para Renfe.

Foto: tpf1959

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...