En Japón podremos viajar en un tren invisible

Japón prepara el estreno del primer tren invisible para el año 2018 de la mano del diseñador Kazuyo Sejima.

Tren de Kazuyo Sejima

Japón es un país que está habituado a que lo irreal y lo propio de la ficción se acabe convirtiendo en realidad. Este pensamiento lo vemos claramente representado en el desarrollo de un tren que estará activo en el año 2018 y que estará fabricado con materiales que permitirán que el vehículo se camufle en el escenario. No importará si se está moviendo a través de un ambiente rural o de uno urbano, dado que el tren podrá volverse “invisible” para encajar mejor en el escenario.

Ha sido diseñado por Kazuyo Sejima y tiene el objetivo de celebrar el 100 aniversario de la compañía Seibu, una de las más importantes de Japón y propietaria de Seibu Railways. El resultado que quiere alcanzar el diseñador implica que cuando las personas se suban al tren tengan la sensación de que están en una habitación de su casa, con la máxima comodidad para disfrutar del viaje como nunca. Esto significará que necesitará mucho espacio disponible y que por ello las plazas de cada vagón no serán numerosas.

El material utilizado por Sejima en el tren se ha usado antes en otras estructuras que ya se pueden ver en el mundo entero. Por ejemplo, el Le Louvre Lens Museum de Francia lo utiliza y sorprende a propios y extraños con su aspecto, el cual además ha sido merecedor de importantes premios.

Se desconoce cuál será el itinerario que recorrerá el tren invisible, pero se ha mencionado que atravesará las prefecturas de Tokio y Saitama. Por ello nos podemos hacer a la idea de que lo más posible es que se acabe convirtiendo en un gran atractivo y un factor a tener en cuenta por parte de los turistas, a quienes seguro que les encanta volver a su país contando en sus manos con la historia de cómo viajaron en un tren invisible.

Si el resultado se espera con tantas ganas es porque el trabajo de Kazuyo Sejima suele ser siempre digno de elogio. Es responsable de los diseños de lugares como el New Museum of Contemporary Art de Nueva York, el Christian Dior Building en Omotesando, Tokio o el Rolex Learning Center de Suiza. En el año 1995 fundó la empresa de arquitectura SANAA junto a Ryue Nishizawa y desde entonces su crecimiento no se ha detenido en ningún momento, sobre todo gracias al reconocimiento que recibe cada una de sus obras. Con el tren invisible llegará a un nuevo nivel.

Vía: Newsweek

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...