El simulacro de accidente aéreo más caro de la historia

Por iniciativa de Discovery Channel, se ha estrellado un Boeing 727 en el desierto mexicano de Sonora, en un simulacro de accidente serio pero no letal. Como resultado, se ha determinado que estar lejos de cabina del piloto aumenta las posibilidades de sobrevivir.

Boeing 727

Queridos lectores con miedo a volar. Las compañías punteras en el transporte aéreo de pasajeros (o lo que es lo mismo, Airbus y Boeing) no cesan en su labor de hacer más seguros sus aviones. Y para ello realizan simulacros como el que hoy nos ocupa, realizado por la norteamericana Boeing en el desierto mexicano de Sonora, cerca de la frontera con Estados Unidos.

En realidad el proyecto es una iniciativa del canal de televisión Discovery Channel, que prepara actualmente el documental Curiosidad, cuya emisión está prevista para finales de año en varios países europeos. En el contexto de este documental se ha llevado a cabo el simulacro de un accidente aéreo. Concretamente, se ha estrellado por control remoto un Boeing 727 contra las arenas del desierto, previa evacuación del piloto, que saltó minutos antes con paracaídas.

Si tenemos en cuenta el precio de estas naves (unos 140 millones de dólares), este podría ser el simulacro de accidente más caro de la historia. Sin embargo, ha servido para sacar conclusiones. Por ejemplo, que los pasajeros con más posibilidades de sobrevivir a una catástrofe de este tipo (un accidente fuerte pero no letal), no son los que se encuentran más cerca de la salida de emergencia, sino los que se sitúan más lejos de la cabina de los pilotos. Es decir, quienes tienen su asiento en la tan despreciada cola del avión.

Además de esta observación, el simulacro servirá a los expertos para mejorar la resistencia del fuselaje a los impactos y para poner a prueba las últimas tecnologías en lo que a cajas negras se refiere. Bien es sabido que en navegación aérea ningún accidente es en balde, y puesto que a veces son inevitables, más vale que quienes lo sufran sean unos cuantos monigotes de porexpán. Un paso más para volar aún más seguros.

Foto: abdallahh.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...