Consejos para evitar el robo de tu moto

Si tienes miedo de que te roben la moto ten en cuenta nuestros consejos que te ayudarán a evitarlo.

Evitar robo de moto

Nuestra moto, desde el día en que la adquirimos, se convierte en una piedra angular de nuestra vida y comenzamos a desarrollar con ella una relación muy especial. Hay pocas relaciones que se puedan comparar a la que tiene alguien con su moto. Esto lleva a que si nos encontramos en situación de que nos la hayan robado nos sintamos muy dolidos, planteándonos un difícil momento al que hacer frente en el futuro. Por ello es muy importante que tengamos en cuenta una serie de consejos que nos ayudarán a evitar el robo de la moto. Hay ocasiones en las que el destino se pone en contra nuestra y hagamos lo que hagamos es posible que no logremos proteger nuestra moto, pero siempre hay que intentar hacer lo máximo posible.

1. Una buena alarma

Lo primero que hay que hacer es instalar una alarma sonora de calidad. Este tipo de accesorio no puede evitar que el ladrón se lleve nuestra moto, pero al menos nos avisará del momento en el que comience a intentarlo. Si hemos colocado otros métodos de seguridad, la alarma sonora nos dará tiempo suficiente para llegar hasta donde hemos dejado aparcado el vehículo. Lo más probable es que cuando la alarma de la alerta el ladrón salga huyendo, o al menos si nos ve venir hacia él.

2. Aparcar en el hotel

Si estamos de viaje, algo que no sería tan extraño de hacer con la moto, dado que ya sabéis que un buen viaje en carretera con ella puede proporcionarnos recuerdos inolvidables, es recomendable aparcar en el hotel donde nos alojemos. Es el lugar más seguro que podemos elegir entre las distintas posibilidades. En el caso de que no haya parking en el hotel, quizá porque es uno de carretera muy sencillo, podemos intentar aparcar en un ángulo que esté cubierto por las cámaras de seguridad del recinto. Así, al menos, si se produce el robo tendremos un documento de vídeo para identificar al ladrón.

3. Tener un buen seguro de moto

También es imprescindible contratar, antes de marcharnos de viaje, el mejor seguro de moto que podamos. Hay distintas opciones y va a ser una forma muy útil de tener garantía de que si roban nuestro vehículo no nos quedaremos sin las manos vacías. Así que antes de echaros a la carretera, no dudéis en mirar un seguro de calidad. Eso os hará sentir más seguros.

4. Instalar cadenas y candado

Otro buen consejo a tener en cuenta es instalar cadenas en la moto. Se pueden trasladar con facilidad en nuestro viaje e implicarán que el ladrón se tendrá que esforzar bastante para llevarse la moto. A esto sumamos la oportunidad de poner un candado en forma de horquilla, que también son bastante molestos para los ladrones, usar pinzas de disco y anclajes de distintos estilos. La filosofía que se tiene que adoptar, en términos generales, es de hacer que el intento de robo se complique lo máximo posible. Cuanto más tiempo tenga que invertir el ladrón para robar la moto, más difícil le resultará y menos intención tendrá de seguir con el robo en mente.

Robos de motos

5. Aparcar las motos juntas

Por otro lado, como es posible que estéis viajando por carretera en grupo, algo que es bastante habitual entre los entusiastas de las motos, os recomendamos que aparquéis la moto en grupo y no con cada moto de manera individual. Esto supondrá todavía más dificultad para los ladrones, que se encontrarán con que tendrán que desbloquear todo el grupo de motos para poder llevarse al menos una de ellas.

6. Las llaves, siempre controladas

Entre las ideas adicionales que podemos tener en cuenta para proteger la moto también están las más obvias que a veces parecemos olvidar. Por ejemplo, si hemos aparcado en una gasolinera, no cometemos la imprudencia de dejar las llaves puestas por mucho que solo tengamos intención de ir al baño. Los tiempos en los que podíamos confiar en la buena fe de las demás personas que nos rodean pasaron hace décadas y ahora mismo es mejor no arriesgarse a sufrir un robo por un descuido como este. También deberíamos evitar aparcar en zonas oscuras y poco transitadas que sean más atractivas para los ladrones.

7. Información del destino

Si viajamos a un lugar que desconocemos es buena idea que nos informemos previamente de cuáles son los lugares de la ciudad más seguros en los que aparcar, dado que también podría ser donde buscáramos el alojamiento.

El robo de motos está demasiado extendido y la cruda realidad es que en ocasiones, por muchas barreras que pongamos, es difícil evitarlos. No vamos a salvarnos de que nos ocurra por mucho que pensemos que es más seguro aparcar en una zona donde hay otras muchas motos o por ponerle una alarma. Además de contratar un seguro, también es recomendable instalar un sistema de GPS que nos indique el lugar al que ha ido la moto una vez se ha robado. Pero siempre es importante tener precaución con lo que hacemos después de sufrir el robo.

Foto: amateur photography by michelAntonio Tajuelo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...