Yulin y su terrible festival donde comen perros

Los activistas que defienden los derechos de los animales van a Yulin para tratar de salvar la mayor cantidad posible de perros.

Marc Ching con perros

Sabemos que el tema es serio y que no le gusta a nadie. Lo de imaginar a alguien comiendo carne de perro es desagradable para cualquier persona, especialmente para aquellas que hayan tenido (o tengan) una mascota en casa. Aún así, creemos obligatorio que es un tema del cual se debe hablar, sobre todo ahora que ha comenzado el festival donde se concentran la mayor parte de seguidores chinos de este tipo de producto. El festival en cuestión se desarrolla en la ciudad de Yulin y tiene una duración de 10 días.

La tradición manda que el festival se organice al inicio del solsticio de verano, dado que existen pensamientos que indican desde tiempos lejanos que comer carne de perro es bueno para prepararse ante la llegada del calor. Claro está, esta es una de esas tradiciones que fuera de China no tienen ningún tipo de comprensión e incluso en el país hay cada vez más personas que están en contra de ella. No queremos polemizar, porque nuestro objetivo es seguir hablando de lo que nos vamos a encontrar si visitamos Yulin en estos días, ¿pero no le suena a nadie la situación un poco familiar? Está claro que el mundo pide a gritos que ciertas tradiciones antiguas que todavía sobreviven en ciertos lugares desaparezcan de una vez por todas.

En Yulin hay un grupo de activistas que estos días está haciendo todo lo posible por salvar la vida de los perros. Y este no es un blog para manifestar este tipo de noticias, pero sí para informaros de la actualidad en relación a los viajes internacionales. Y si nosotros tuviéramos intención de visitar Yulin, nos gustaría que alguien nos avisara de que se está llevando a cabo este terrible festival. Porque lo más probable es que haya muchas personas que, por desconocimiento, piensen que están viendo otra cosa al notar que hay tanta gente que participa en él (y que la cartelería parece más a favor de los perros de lo que en realidad es).

El activista que está poniendo patas arriba Yulin durante este festival se llama Marc Ching y es americano. Lleva varios meses recorriendo el mundo en compañía de un grupo de personas que le ayudan a intentar salvar a los perros que son utilizados en China como alimento. Lo último que han logrado es salvar unos 1000 perros de seis mataderos. En algunos casos no penséis que lo que hacen es entrar y liberar a los animales de manera ilegal, sino que emplean métodos más políticamente correctos para llevar a buen puerto sus objetivos.

Por ejemplo, descubrimos investigando que Marc y su equipo tienen costumbre de usar sus propios fondos personales para pagar a las personas que se dedican a este negocio a cambio de los perros. No es una solución a largo plazo, pero sí ayuda. Lo que sí es a largo plazo es el otro plan del que hacen uso. A Marc se le ocurrió que muchas de las personas que se dedican a la cría de perros para su venta como comida lo deben hacer porque no tienen otra forma de vivir. Y por ello lo que suele hacer es plantear a estas personas nuevas oportunidades de negocio para que encuentren una nueva manera de obtener ingresos. De esta forma les encuentra otros proyectos a los que dedicar su atención para que puedan vivir con unos ingresos constantes y que no tengan que hacerlo mediante la venta de perros en estas condiciones. Entre las medidas de las que hacen uso otros activistas hay que reconocer que las de Marc son bastante peculiares.

Comer perros en China

Recientemente ha publicado vídeos en los que se ve cómo están los perros almacenados para su envío posterior a los festivales como el que se celebra en Yulin. No es un festival que esté reconocido por el gobierno, dado que desde las autoridades prefieren evitar la polémica. Pero esto no significa que hagan nada para evitarlos. Por ello se puede ver cómo cientos de personas se concentran en las zonas de Yulin donde se celebra el festival para comer distintos platos cocinados con este tipo de carne. Es un lugar donde cada vez más se producen trifulcas, puesto que es común que haya propietarios de mascotas que van a demostrar que lo que están haciendo las demás personas no es correcto ni debería estar permitido.

Algunos empresarios defienden la naturaleza del festival, mientras que otros poco a poco van abandonando el mercado y dejando que los animales queden libres de una vez por todas. Es uno de los capítulos más oscuros de la historia de China y en especial de Yulin, algo que por suerte parece que está cambiando gracias a los esfuerzos de personas como Marc Ching. El objetivo es que en un futuro cercano no se vuelva a organizar el festival Yulin, lo que significaría que se salvarían más de 10 mil perros que son sacrificados en pocos días. Eso no impedirá que todavía haya mucho trabajo que hacer, dado que al año entre 10 y 20 millones de perros son usados como alimento en China.

Vía: Mashable

Foto: stevelancaster

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...