Uruguay y sus opciones termales

Uruguay es un pequeño pero atractivo país en América del Sur, que también cuenta con una buena oferta de balnearios y centros termales para el turismo de salud.

A la espera de la inauguración y puesta en funcionamiento de la nueva Alas Uruguay, la aerolínea que nació con el impulso de los ex trabajadores de Pluna, el pequeño país de América del Sur es una propuesta siempre vigente y atractiva, y no sólo para sus compañeros en el mapa, Argentina, Brasil y demás países de la zona, sino también para el viajero internacional.

Además de su costa y destinos turísticos de verano más conocidos, sus ciudades coloniales, pueblos pequeños y ya menos conocidos, y su buena gastronomía, Uruguay tiene para ofrecer termas, y de buena calidad. En este sentido, los departamentos de Salto y Paysandú, en su litoral, se presentan como los lugares de mayor interés: a días de iniciar la temporada, los balnearios del país se preparan para dar inicio a un nuevo verano.

Como destino turístico, las termas se ubican en tercer lugar en cantidad de turistas, solo detrás de Montevideo (la capital uruguaya) y Punta del Este (el destino de sol y playa más top). El turismo de salud ha desestacionalizado el turismo en el país, y se presenta como otra buena alternativa a tener en cuenta si se anda por la zona.

Los subsuelos uruguayos que discurren en las cercanías del río Uruguay, constituyen uno de los reservorios de aguas termales más grandes, conocido bajo el nombre de Acuífero Guaraní. Las aguas tienen una temperatura cálida que oscila entre los 38 y 46º C, y son ricas en minerales y nutrientes de la naturaleza. Sus beneficios son conocidos desde antaño, y esta agua pueden emplearse tanto para baños de inmersión como para otros tratamientos varios, que van desde opciones para mejorar la digestión hasta para lograr alivio en los huesos.

Entre los balnearios más importantes se puede hacer mención de las Termas de Almirón, a 85 kilómetros al este de Paysandú, con aguas saladas curativas y relajantes, y una infraestructura acorde entre bosques y colinas onduladas; las Termas de Arapey, a 80 kilómetros al norte de la ciudad de Salto, y que constituyen uno de los centros termales con más trayectoria del país; o bien las Termas de Daymán, a solo 6 kilómetros al sur de Salto.

Otras opciones para tener en cuenta son: las Termas de Guaviyú, con aguas minerales recomendadas para el alivio en casos de artritis o artrosis; las Termas de Salto Grande, a 10 kilómetros de Salto, y las de San Nicanor, un tanto más alejadas y de aguas ideales para hacer baños de inmersión y relajarse al máximo.

Foto: todo tiempo pasado fue mejor

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...