Una ruta mensual en Indonesia

Jakarta, Yogyakarta, Bali, Sulawesi, Komodo… un mes en Indonesia puede ser una experiencia vital única que vale la pena descubrir

indonesia

Indonesia es uno de los mayores centros de turismo en Asia de la actualidad. Con una economía en continuo crecimiento, una enorme variedad de ambientes naturales y ciudades espectaculares y todas las comodidades que puede necesitar el turista occidental, Indonesia es un destino ideal para quienes busquen un viaje un poco diferente a los habituales. Te proponemos un recorrido de un mes en el cual podrás conocer todos los entresijos de este atractivo país.

Nuestra ruta comienza en Jakarta, la capital del país, que destaca sobre todo por sus perfectas comunicaciones con todo el mundo, por lo que resulta ideal como centro de partida. Allí podremos disfrutar de todos los servicios de una de las ciudades que más está creciendo en los últimos años y que es todo un ejemplo de modernidad. Eso sí, estamos ante uno de los sitios más superpoblados del mundo, por lo que quienes gusten del silencio y la soledad pueden abstenerse.

Tras dos o tres días en la capital viajaremos a Yogyakarta, una ciudad también muy moderna, donde podremos empezar a observar algunas de las joyas de la arquitectura indonesia, como el palacio del sultán. A apenas unos quince kilómetros del centro disfrutaremos de los espectaculares templos de Prambanan, unas construcciones que surgen majestuosas en medio de la selva y que son uno de esos sitios que tienes que ver obligatoriamente en Indonesia. Saliendo igualmente de Yogyakarta deberemos de visitar el templo de Borobudur y la Meseta de Dieng, un espacio natural de gran belleza, donde se puede apreciar cráteres de volcanes aún activos. Un sitio que atrae por su mezcla de estética y peligro.

Después de abandonar esa ciudad podremos disfrutar de una de las muchas rutas turísticas que recorren el parque nacional de Tanjung Puting, una selva tropical donde podremos observar a multitud de animales salvajes, entre ellos los espectaculares orangutanes. Este viaje se puede hacer en un barco que recorre toda la reserva durante unos cinco días y desde donde pasaremos a la isla de Bali.

La isla de Bali es sinónimo de belleza, amabilidad en sus habitantes y playas paradisíacas. Sin duda alguna el sitio ideal para pasar cinco o seis días en un bungalow junto a la playa, disfrutando del rumor del mar, los cocoteros y un océano cristalino y paradisiaco. Una estampa inolvidable.

Podemos emplear las otras dos semanas de viaje en recorrer algunas de las otras muchas islas que componen Indonesia y que reúnen en sí mismas suficientes atractivos como para visitarlas. Como la Isla de Sulawesi, plagada de lagos y ríos y donde habitan algunas de las especies más hermosas de crustáceos del mundo; o la isla de Komodo, con el interés de poder ver en directo a los imponentes dragones de Komodo. Anímate a vivir una experiencia que recordarás siempre.

Foto: Yusmar Yahaya

Fuente: Elrincondesele

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...