Si viajas a Grecia, no olvides tu Carné Internacional de Estudiante

El carné lo pueden poseer todos aquellos estudiantes a partir de los 12 años.

atenas

Como muchos ya sabréis, el Carné Internacional de Estudiante (ISIC) es una acreditación válida en más de 120 países mediante la que podemos conseguir importantes descuentos cuando viajamos.

Resulta de gran utilidad para todos aquellos alumnos -estudiantes de secundaria, universitarios y personas con formación a tiempo completo- a quienes les guste conocer nuevos lugares. Su precio es de únicamente nueve euros y es válido durante un año escolar. Dependiendo del país al que queramos desplazarnos, nuestro carné nos será de mayor o menor utilidad -desgraciadamente, hay algunos emplazamientos en el que apenas se ofrece descuento a los estudiantes. Eso sí, uno de los países en los que más nos va a abaratar nuestro viaje el ISIC es Grecia.

Una de las obligatorias en este país es su capital, Atenas, en donde quedarnos con la boca abierta con la Acropolis. Pues bien, la entrada a este antiguo lugar sagrado es de 12 euros, que se reducen a la mitad, 6, si enseñamos nuestro carné. No está nada mal, ¿verdad? Tras esta visita de rigor, son muchos quienes deciden irse a las islas: Creta, Mykonos, Santorini. Para ello, es preciso tomar un ferry, cuyos precios, dependiendo de si queremos butaca o camarote o la clase en la que escojamos viajar, pueden ser algo elevados -aunque hay que remarcar que, en general, Grecia no es un destino demasiado caro-.

También aquí conseguiremos un notable descuento con el Carné Internacional de Estudiante. Un ahorro que puede ayudar a permitirnos viajar a más islas de las que en un principio teníamos en mente. En los ferrys el descuento es mucho mayor para los estudiantes que cursen en alguna universidad griega, así que si alguno de vosotros ha hecho un Erasmus en Grecia, que no dude hacerse la acreditación con ese centro.

Con respecto a los museos, que abundan en todo el país y los hay de todo tipo- gracias a su increíble pasado- la mayoría de ellos ofrece precios muy reducidos a estudiantes. Incluso, algunos, ofrecen entrada gratuita enseñando el carné. Pocos museos os encontraréis en los que no acepten esta acreditación. Tampoco está de más intentarlo en los albergues, pues, en ocasiones, hacen una rebaja por ser estudiantes, pese a que no llevemos con nosotros el carné de alberguista. En este punto, nunca está de más recomendar que miréis bien en qué albergue os vais a alojar, ya que la limpieza de algunos deja bastante que desear.

Foto: jewels

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...