Noviembre termina con terremotos en Japón, ¿es peligroso?

En Nagano se ha sufrido la mayor parte de la intensidad del terremoto ocurrido en los últimos días, el cual no ha tenido consecuencias fatales.

Un nuevo terremoto en Japón

Este mismo fin de semana el centro de Japón ha sufrido un fuerte terremoto que algunas personas vieron como el anticipo de algo más preocupante, quedando claro que los acontecimientos vividos en 2011 no se han olvidado. No obstante, de momento, aunque el terremoto ha impactado con fuerza en un resort de esquí, no se han producido consecuencias catastróficas de lo ocurrido. Dicho de otra manera, tanto si ya estáis en Japón como si pensáis visitar el país dentro de poco, no deberíais preocuparos.

Como indicamos, lo más afectado ha sido un resort dedicado al esquí de Hakuba, donde sí que se han producido algunos heridos, quedando también parte de las instalaciones afectadas por el movimiento de la tierra. La zona de Japón que se ha llevado el golpe principal ha sido la prefectura de Nagano, alcanzando una magnitud que no ha llegado a los 7 puntos, lo cual es una nota positiva a la hora de valorar lo ocurrido.

No ha habido ninguna muerte y solo algunos heridos a los que ya se ha tratado para que puedan continuar lo antes posible con su ritmo de vida. Como consecuencia del terremoto sí que se han producido algunos cortes en carreteras debido al deslizamiento de tierra ocurrido, pero en cualquier caso no hay un nivel de consecuencias que preocupe a las autoridades japonesas.

Japón es cierto que resulta uno de los países que más a merced se encuentra de los terremotos, pero al mismo tiempo y debido a este primer factor, también es un lugar que está totalmente habituado a responder con solidez a todo lo que ocurre en estas situaciones. Saben cómo actuar, qué se debe hacer para minimizar los daños y cómo seguir adelante tomando todas las precauciones posibles a fin de que el problema no vaya a más. Es cierto que los ciudadanos japoneses no tienen control directo sobre la aparición de los terremotos, pero del resto de cosas están totalmente preocupados. Los terremotos, en mayor o menor escala, se han convertido en parte de su vida y es normal que los niños, desde una temprana edad, sean educados en el colegio y por sus padres para que sepan reaccionar ante este tipo de fenómenos naturales.

Tras pasar el terremoto original, las réplicas no alcanzaron, ni mucho menos, la intensidad del primero, por lo que el miedo y la preocupación de los turistas debería haber desaparecido en su totalidad. Nunca está de más, eso sí, tener unos conocimientos básicos de cómo actuar en este tipo de situaciones, por si llegara a ocurrir algo mientras nos encontramos visitando el país.

Vía: USA Today

Foto: Drew Bates

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...