Los Caballos del Vino, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO

La lista del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO ha crecido con 32 incorporaciones entre las que se incluye una tradición española.

Con el paso del tiempo, en el futuro, muy en el futuro, la UNESCO se habrá ocupado de preservar memoria histórica sobre tiempos actuales que en el mañana se verán como el pasado más clásico. Gracias a la UNESCO se protegen lugares, pero también tradiciones. Lo inmaterial tiene presencia en la lista del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, donde se incluyen todo tipo de elementos de nuestra humanidad, protegidos para que se recuerden y se respeten con el paso de los años.

En diciembre del pasado año 2020 se amplió la lista y se incorporaron nuevos elementos inmateriales procedentes del mundo entero. La UNESCO siempre trata de cubrir la mayor parte de la geografía del mundo, explorando hasta el último de los rincones en busca de aquello que más les sorprende o les marca. Y, por supuesto, España ha tenido presencia en esta actualización. Lo ha hecho con una novedad que ya se encuentra protegida: Los Caballos del Vino.

Este evento, que ha dado la vuelta al mundo en las últimas semanas, posiblemente no os suene familiar. Es otra buena demostración de la profundidad que tienen las tradiciones españolas y de la mucha variedad que existe de las mismas, una gran parte esperando a que las descubramos.

Los Caballos del Vino es un evento que se realiza en el mes de mayo, más exactamente del día 1 al 3 del mes. Se celebra en Caravaca de la Cruz, un lugar que tiene una gran historia relacionada con los caballos, quienes son los protagonistas de este evento. España siempre ha sido, de forma histórica, un país conocido por sus caballos. En otros tiempos un caballo español era sinónimo de tener un animal fiel, valiente, bello y poderoso, un caballo que sería capaz de acompañar a cualquier persona en todo momento y que siempre estaría listo para lo que hiciera falta.

Por eso no nos sorprende que el caballo español sea protagonista de la elección que ha realizado la UNESCO y que homenajea una tradición en la cual los caballos participan en diversas pruebas y actividades para demostrar sus habilidades. Sus propietarios los visten con prendas dignas de auténticos reyes, capas en las que se han usado hilos de oro y la mejor seda del mercado. Algunas de estas capas se tejieron en tiempos lejanos y se conservan hasta la actualidad, siendo un símbolo del estandarte de los mejores caballos. Con estas capas los caballos se mueven por la localidad y enseñan a los vecinos y visitantes su amplia belleza.

También, como indicamos, participan en pruebas. El final de la cita es una carrera en la que los caballos tienen que seguir un circuito que termina en el castillo de Caravaca de la Cruz. Allí se homenajea al caballo ganador de la carrera por velocidad y fuerza, pero también se reparten premios teniendo en cuenta el diseño de las decoraciones y el tratamiento que se ha dado a los caballos para lucir su mejor aspecto.

Otras nuevas incorporaciones al registro de la UNESCO

Con los 32 añadidos que se han realizado a la lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO ya se encuentra formada por un total de 492 registros. ¿De dónde proceden las otras novedades que se han incorporado este año?

Lo cierto es que encontramos un alto nivel de variedad. De Japón se han protegido las técnicas milenarias con las que el país continúa construyendo casas de madera, en algunos casos utilizando técnicas como el sakan. De China se protege el taijiquan, el deporte rítmico y relajante que realizan millones de personas en el país y que consiste en hacer movimientos circulares, el cual es muy habitual que se vea en películas y documentales. Además, de Malasia, pero también de China por su origen compartido, se ha seleccionado la práctica del wangkang, también conocido como wangchuan o ong chun, un ritual que está dirigido a conseguir la armonía entre la humanidad y el entorno del mar.

De Argentina se selecciona la cultura chamamé, que incluye bailes y distintas actividades y tradiciones muy ancladas en la historia del país y, en especial, de la zona de Corrientes. Otras tradiciones que han entrado en el listado son la cultura hawker de Singapur, la tradición de los faroles Yeondeunghoe de Corea, el tejido sa’eed de Egipto, la carrera que realizan dromedarios en Omán y Emiratos Árabes Unidos o el arte culinario del cuscús en un grupo de países que está formado por Marruecos, Túnez, Mauritania y Argelia.

También nos gusta que se haya elegido, de Serbia, la creación artesanal de adornos para árboles de Navidad, algo que ha conseguido multitud de seguidores en los últimos años y que merece bien su entrada en la lista. Por su parte, de Suiza, aunque también teniendo en cuenta su importancia en Francia, se selecciona el arte correspondiente a la relojería mecánica.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...