Japón busca reforzar el turismo para potenciar la nación

El gobierno japonés introduce un plan con el cual conseguirá ayudar a los negocios turísticos y fomentar el turismo interior.

La crisis de la COVID-19 ha pasado factura a todo el mundo por igual y ahora lo importante es cómo actúan los países para superar los momentos más difíciles. Japón es una nación de gran consumo en la cual sus ciudadanos están habituados a disfrutar de la vida, del turismo y de los pequeños placeres, como la comida de los restaurantes más de moda. El turismo es un negocio vital para Japón y eso es algo que el gobierno lo tiene muy en cuenta.

Por este motivo la nación ha anunciado que van a adoptar una serie de medidas para incentivar a que sus ciudadanos viajen por dentro del país y se desplacen de su ciudad natural para descubrir otras partes del país. Lo importante, tal y como ha indicado el gobierno, es que se comience a generar movimiento, que viajemos y que vayamos ayudando a que los negocios recuperen la normalidad después de uno de los periodos de tiempo más críticos y delicados. Las tiendas reabren sus puertas, pero necesitan clientes, y los restaurantes, aunque en cierta medida han sobrevivido reinventándose con el modelo para llevar, también están deseosos de dar servicio.

Entre las medidas que Japón ha anunciado se encuentra un incentivo económico por el cual tratará de ayudar a que los viajeros cubran parte de sus gastos diarios y que así viajar sea algo más jugoso.

Aunque aún falta mucho por saber, lo que se ha comentado es que el gobierno proporcionará a los viajeros que vayan a moverse por dentro de Japón una serie de cheques que les darán la posibilidad de disfrutar de hoteles, restaurantes, baños termales y muchos otros lugares que forman parte de la cultura y tradición viajera. Algunas de estas ayudas también estarán disponibles para visitantes que vengan de otros países, pero habrá que esperar a la vista de que aún se controlan las fronteras.

En cualquier caso, hay que aplaudir la decisión del gobierno japonés para fomentar el turismo nacional y evitar que sus ciudadanos comiencen a salir de Japón a las primeras de cambio para visitar otros países. De esta forma es como el gobierno intenta proteger a los negocios y asegurarse de que su volumen de negocio mejora en los próximos meses para superar la crisis de ingresos que han tenido durante el periodo de cuarentena. En la misma línea el gobierno también ha comenzado a ingresar 100.000 yens (unos 900 euros) a cada uno de los residentes de forma que puedan usar ese dinero para inyectarlo en el mercado realizando compras, saliendo a comer en restaurantes o usando distintos servicios propios de la sociedad japonesa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...