Islandia podría ser un lugar más caro para las vacaciones

Islandia tiene en mente implementar un nuevo impuesto que podría hacer que los turistas gasten más dinero en sus viajes.

ciudad de Islandia

En la actualidad los turistas están apostando por elegir nuevos destinos para sus vacaciones, aunque siguen siendo muy populares los países más clásicos. Una de las regiones que ha cobrado especial protagonismo en los últimos años es Islandia. La isla europea se ha convertido en un punto de interés turístico para un gran número de personas.

A pesar de que esto es beneficioso para el país Islandia no está acondicionada en muchos aspectos para cubrir las necesidades del aluvión de turistas que llegan a sus fronteras anualmente. Por este motivo el gobierno del país está pensando en incluir nuevos impuestos para los visitantes.

Si bien aún no se ha aprobado esta iniciativa y tampoco se conoce la cantidad de dinero que supondría este impuesto, lo cierto es que si finalmente se llevara a cabo Islandia se convertiría en uno de los lugares más caros para pasar las vacaciones. De hecho, ya ocupa los primeros puestos de la lista y vivir por unos días en este país no es nada barato. Sin ir más lejos, una pinta de cerveza puede costarte alrededor de 10 libras (más de 10 euros) y cenar en cualquiera de sus restaurantes puede llegar perfectamente a una cantidad de tres cifras.

Islandia es uno de los países donde los habitantes presentan mejor calidad de vida. Es una región que ofrece múltiples actividades y servicios donde la moneda tiene mucho valor y además está rodeada de un gran número de rincones donde la naturaleza es la principal protagonista. Realmente los 332000 ciudadanos islandeses tienen todo lo que necesitan para vivir.

El problema radica en que todo lo que hemos comentado anteriormente está condicionado para ese número de personas y con la avalancha de extranjeros que llegan a la isla la situación es casi insostenible. Así lo explicaba el ministro de Turismo, Thordis Kolburn Reykfjord Gylfadottir en una entrevista reciente. El mandatario describió la situación del país como “peligrosa”, ya que el turismo en Islandia se ha multiplicado en los últimos años. En 2010 se registraron cifras de casi 500000 visitantes y en la actualidad la cantidad es de 2,3 millones. Según Gylfadottir “es algo insostenible para la isla”.

La solución más inmediata es la inclusión de un nuevo impuesto para el turismo, sobre todo en la oferta hotelera, aunque otros sectores que tienen especial atractivo también podrían verse afectados. Ya veremos si Islandia se termina convirtiendo en una isla muy cara para los turistas.

Foto: Ronile

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...