El Brexit le está pasando factura al turismo en Irlanda

El Brexit está provocando que Irlanda pierda volumen de turismo y se desconoce qué ocurrirá en el futuro.

calle de Irlanda

El turismo es uno de los sectores que experimenta mayores cambios en muchos países del mundo en los últimos años. Ya sea por una situación inestable o porque se haya puesto de moda en ese momento no todas las regiones siempre gozan de una tasa de turismo elevada. En este sentido esto es lo que le está ocurriendo a Irlanda, que ha visto cómo su afluencia de visitantes se ha disminuido de forma considerable.

Pero lo que ha ocurrido es que no han perdido turistas por problemas internos en Irlanda, sino como un daño colateral debido a la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea. Durante muchos años la gran mayoría de turistas que viajaban a Irlanda provenían de Gran Bretaña, sumando casi la mitad de visitantes totales que se trasladaban a este país anualmente. Pero con la llegada del Brexit la moneda británica se ha debilitado y los ciudadanos han decidido viajar menos fuera de sus fronteras o en el caso de hacerlo los gastos son mucho menores.

Así lo ha confirmado la Confederación Irlandesa de la Industria Turística (ITIC) que han notado que los turistas británicos gastan menos que antes y esto se ha visto afectado sobre todo en los negocios ubicados en la capital, Dublín y en algunas empresas de ciudades fronterizas a esta.

La salida del Reino Unido de la Unión Europea ha hecho mella en Irlanda. Según la ITIC el año pasado 2 de cada 5 turistas que se registraban eran británicos, mientras que en lo que llevamos de año estas cifras han disminuido notablemente. Tanto es así que el estado irlandés ha retirado 12 millones de euros como apoyo a la industria del turismo en el país.

Ante esta situación Eoghan O’Mara Walsh, director ejecutivo de la ITIC, ha pedido ayuda al gobierno explicando que las políticas proactivas son muy necesarias y que hay que revitalizar el turismo en Irlanda y atraer a otros visitantes, puesto que los británicos ahora se movilizan menos.

Al debilitarse la libra esterlina en el resto de Europa, los ciudadanos de Gran Bretaña ahora viajan mucho más dentro de su país y prefieren los destinos nacionales, lo que ha hecho que el Reino Unido aumente su tasa de turismo local. Sin embargo, a pesar de que en un gran número de países la moneda británica está devaluada, en otros destinos que no son europeos la libra ha aumentado su valor y el turismo ha crecido. Los destinos más beneficiados son Mongolia, Turquía y Egipto.

Foto: Christian_Birkholz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...