¿Qué es lo que más odias de viajar?

Entre las cosas que más odiamos de viajar por el mundo no podemos olvidar la preparación de la maleta o los tiempos de los vuelos.

Preparar la maleta

A todos nos gusta viajar, descubrir nuevos lugares, ir de lado a lado por el mundo y conocer culturas distintas a las nuestras. Se dice que viajar es uno de los placeres de la vida y no vamos a ser nosotros quienes digan lo contrario. Pero la realidad es que además del placer, de lo bonito de viajar y de la diversión, hacerlo significa también tener que afrontar algunas cosas que no suelen hacernos especial ilusión. Es el caso, por ejemplo, del tiempo que tenemos que invertir en algunos viajes de larga distancia.

Pongamos de ejemplo que nos desplazamos de España a Japón, un viaje que nos puede permitir descubrir una cultura totalmente diferente, pero que requiere más de 10 horas de desplazamiento, lo cual no suele ser gusto de todos. Cuando llegamos nos olvidamos del viaje que hemos hecho, pero ya comenzamos a pensar en que tendremos que volver a invertir la misma cantidad de horas para volver cuando se nos acaben los días que teníamos para este viaje. Si en el futuro se pueda disfrutar de métodos de transporte que superen los niveles de velocidad actuales esta sería una molestia que podríamos dejar atrás de una vez por todas.

Tampoco nos gusta nada de nada preparar la maleta. Hay servicios que se ocupan de esto por nosotros, pero ya tenemos que invertir dinero en ello, y tampoco es muy beneficioso.

Tener que pensar qué llevarnos, qué no llevarnos, si hará frío, calor o si necesitaremos una u otra cosa es algo que nos da mucha pereza. La mayor parte de las veces nos acabamos olvidando de algo como consecuencia de concentrarnos demasiado en preparar la maleta perfecta. Además, perdemos mucho tiempo poniéndolo todo en orden y nos solemos olvidar de dejar espacio para meter lo que nos compremos de recuerdo en los países que visitemos. No queremos preparar maletas de nuevo.

Buscar alojamiento es algo que se ha simplificado en los últimos años, sobre todo gracias a Internet o a las aplicaciones de los móviles. Ahora hay muchas opciones, aunque cada vez hay tantos recursos que al final nos complicamos debido a ello. ¿Qué hotel, apartamento o incluso casa elegir? ¿Nos fiamos de las opiniones o dejamos guiarnos por un pálpito? Es demasiado difícil.

Y no nos olvidemos de las aduanas y los controles de inmigración. ¡Qué pesadilla! Cuando viajamos por determinadas zonas del mundo es fácil, pero como queramos visitar otros destinos, nos podemos preparar para los controles exhaustivos.

Foto: We have moved! Please visit /highwaysengland

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...