Las fotografías selfies y la tendencia que marcan en los viajes

Las imágenes que toman los viajeros se rigen por la nueva tendencia selfie en la que el protagonista es el propio autor de la foto y aparece en ella en primer plano, dejando los monumentos y lugares de la visita en un plano siempre secundario.

selfies

No parece que en veinte años hayan cambiado muchas cosas en el mundo de los viajes. Al menos en cuanto a fotografías se refiere. Pero esto era quizás una verdad a medias que cambió para siempre en 2013. Precisamente el año pasado hemos visto como la Academia de Oxford tenía claro que la palabra del año, aquella que había cambiado de forma radical nuestras tendencias de vida diaria era una sola: selfie. Y hoy en nuestro blog de viajes queremos hablar precisamente del tema, aunque enfocado directamente al mundo de los viajes, y como esa moda de hacerse fotografías a uno mismo ha hecho que las cosas se den la vuelta del todo. Así que si eres de los que practican la que ya es afición internacional, o tienes curiosidad por el tema, no te pierdas lo que te contamos a continuación.

Del instagramer al selfie.

En Donde Viajar ya nos hemos hecho eco en otras ocasiones del tema de las redes sociales y su influencia en el mundo de la fotografía viajera. Pero en aquel artículo, la noticia eran las múltiples repeticiones de las mismas imágenes retocadas en el social media Instagram. El término selfie va mucho más allá, porque en este caso modifica muchas más cosas de lo que puede hacer un filtro de color o de retoque, ya que cambia totalmente el enfoque, dejando en un segundo plano al monumento o a la captura que ha protagonizado postales desde que los destinos más turísticos son reconocidos como tal.

Con la nueva moda del selfie, por poner un ejemplo de entre los más clásicos, ya no importa que la Fontana di Trevi aparezca totalmente centrada, sino que el usuario que se hace el autoretrato salga con su mejor cara. Lo que está en el fondo, aunque sea uno de los monumentos más visitados del mundo, queda en un segundo plano con esta tendencia en fotografía viajera.

Esto supone que probablemente las nuevas tecnologías que permiten llevar la cámara en el móvil, o utilizar compactas cada vez más pequeñas y avanzadas queden relegadas al papel de dar el protagonismo al viajero. Que el acto de pedir a un tercero que nos saque la fotografía vaya perdiendo peso, y quien sabe si será un empuje de nuevo para el mundo de las postales turísticas y de los souvenirs, que con la crisis actual y la llegada de cámaras para todos los gustos estaban perdiendo importancia ¿Tú cómo lo ves?

Imagen: Zach Dischner

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...