Red Star Line Museum, el museo de la emigración en Amberes

El Red Star Line Museum cuenta la historia de los dos millones de belgas que en el pasado embarcaron desde Amberes hacia el Nuevo Mundo.

Museo Red Star Line

Muchas ciudades belgas son cuna de arte, cultura e historia, y en esta ocasión dejamos atrás iconos como Bruselas o Brujas para trasladarnos hasta Amberes, en la Región Flamenca del país. Allí abrió sus puertas, a finales del año pasado, uno de los museos más curiosos de la ciudad, el Red Star Line, un museo dedicado a la la emigración que, a pesar de remontarse al pasado, de algún modo también tiene connotaciones muy actuales.

El Red Star Line Museum está situado en el barrio de Eilandje, junto al puerto de Amberes, y su exposición está centrada en contar la historia de los millones de pasajeros europeos que embarcaron en los barcos transoceánicos de la compañía Red Star Line en dirección a Canadá y Estados Unidos, en busca de un futuro próspero en el Nuevo Mundo.

Conocerás quiénes fueron esos valientes que decidieron empaquetar sus vidas en unas cuantas maletas y dirigirse desde sus pueblos natales hacia Amberes, en cuyos muelles esperaba el barco que les llevaría lejos. Comprenderás por qué decidieron emprender un viaje hacia tierras desconocidas, en muchos casos, sin billete de vuelta. Más de dos millones de personas partieron de los muelles de la ciudad desde 1873 hasta 1934, y en el Red Star Line Museum se da cuenta de algunas de sus historias personales gracias a diversos testimonios. De lo ordinario a lo extraordinario.

En el museo verás espacios que representan las distintas etapas de uno de aquellos viajes del pasado: la agencia de viajes donde se compraba el pasaje; el vagón de tren que marchaba hacia Amberes; la ciudad; el edificio de la naviera Red Star Line; los muelles; la vida a bordo del barco; la llegada a Ellis Island, en Nueva York; y, finalmente, una nueva vida en Estados Unidos. Por último, podrás subir a la torre del edificio para disfrutar de una preciosa panorámica de Amberes, como si la miraras por última vez desde la cubierta de un barco transoceánico. Además de historias personales, en el museo podrás ver objetos personales y fotos que te transportarán a aquella época. ¡Una visita fascinante para descubrir otra faceta de la historia belga!

Foto / Yellow Book

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...