Polonia presenta el museo de la Segunda Guerra Mundial

Las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial se recuerdan en el primer museo dedicado al conflicto.

museo de Polonia

Tras muchos años de controversia finalmente Polonia ha conseguido terminar las obras de su museo dedicado a la Segunda Guerra Mundial. El proyecto comenzó en 2008 cuando el entonces Primer Ministro polaco Donald Tusk aprobó esta iniciativa para que el país que sufriera el primer ataque de Hitler tuviera su particular portal hacia la historia. Ahora casi una década después los ciudadanos polacos cuentan ya con esta nueva galería.

El nuevo edificio dedicado a la Segunda Guerra Mundial que se ha construido en Polonia presenta una gran majestuosidad. No es para menos teniendo en cuenta que dentro del mismo podrán contemplarse un gran número de documentos que rememoran esa trágica época. Además, con él se recuerda y homenajea a muchas personas que sufrieron las consecuencias de uno de los conflictos bélicos más importantes y devastadores de la historia.

La fachada de la infraestructura tiene forma de prisma que se erige a 40 metros de altura con cierta inclinación. En lo más alto el edificio regala una fabulosa vista panorámica de la ciudad donde se encuentra ubicado Gdansk.

En su interior cuenta con 5000 metros cuadrados que se dividen para albergar una biblioteca, varios auditorios y un gran número de salas de lectura. Formado por siete plantas y otras seis subterráneas, las características de este edificio hacen que se presente como uno de los museos históricos más grandes de toda Europa.

Gdansk es la sexta ciudad más importante de Polonia, pero no ha sido este el motivo por el que se ha elegido para establecer el museo. La principal causa es porque prácticamente en ella comenzó la Segunda Guerra Mundial. La antigua ciudad, denominada como Danzig, fue catalogada como “libre” tras el Tratado de Versalles en 1920. Entonces estaba tutelada por la Sociedad de Naciones y Polonia obtuvo ciertos privilegios sobre ella. En 1939 utilizando esta carta de libertad y la excusa de un posible ataque de los polacos Adolf Hitler llegó al ataque, comenzando así la invasión a Polonia por parte de los alemanes. Este conflicto supuso el inicio de la gran guerra que duraría hasta 1945 y ha hecho que la ciudad se transforme en el lugar idóneo para recordarnos a todos que este tipo de sucesos no deberían volver a ocurrir nunca.

Dicen que la historia la escriben los vencedores de los conflictos, pero todos sabemos que en realidad quienes la escriben son las víctimas, quienes sufren desde el inicio los ataques de aquellas personas que hacen daño a los demás. En Gdansk saben mucho de eso y por ese mismo motivo son la ciudad perfecta para recordarnos qué no debemos olvidar.

Vía: Museum of the Second World War

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...