Museo Rufino Tamayo, todo lo que necesitas saber

Los viajeros que pasen por Ciudad de México deberían detenerse en el Museo Rufino Tamayo y disfrutar con su colección.

Museo Rufino Tamayo

Ciudad de México es un paraíso para quienes disfrutan, en sus vacaciones, con la visita y descubrimiento de museos. De su variedad ya os hemos hablado y todavía hay algunos museos en los que queremos detenernos de forma personalizada para que podáis saber todo lo que os espera en ellos. En esta ocasión hemos puesto la mirada sobre el Museo Rufino Tamayo, que se convierte en una de las principales recomendaciones para quienes estén interesados en disfrutar con lo mejor del arte contemporáneo.

Gracias a Rufino Tamayo

El nombre del museo no es, lógicamente, ninguna casualidad. Rufino Tamayo fue un coleccionista de arte contemporáneo que amasó una gran variedad de obras procedentes de todo el mundo. Principalmente las reunió a lo largo de la década de los años 60, aprovechando un estado financiero sólido que le permitía adquirir importantes muestras de arte internacional. Su intención desde el principio fue poder instalar un museo en el cual los mexicanos tuvieran la oportunidad de conectar con este tipo de arte de una forma más personal.

A diferencia de lo ocurrido con otros coleccionistas, Rufino Tamayo tuvo la oportunidad de ver cómo su sueño se cumplía. El museo abrió sus puertas en el año 1981, diez años antes de que el propio Rufino falleciera a la edad de 92 años en Ciudad de México. La construcción del museo supuso un auténtico reto, pero el conocimiento de Tamayo ayudó a que el proyecto viera la luz. Todo comenzó en el año 1972, cuando el coleccionista realizó la gestión de la construcción en colaboración con una pareja de arquitectos formada por Teodoro González de León y Abraham Zabludovsky. El lugar elegido para la construcción del museo fue el parque Chapultepec, pero la obtención de este espacio, que fue cedido por el gobierno, no llegó de forma instantánea. La realidad es que el museo no comenzó a construirse hasta el año 1979. Y dos años más tarde, como indicamos, se inauguró.

A partir de este punto la trayectoria de Rufino Tamayo con el museo se finalizó al ver que su obra había llegado a buen puerto. Aún así, con el paso del tiempo y en especial tras el fallecimiento del coleccionista, se han producido diversos cambios. No solo el museo pasó a ser parte del propio gobierno, sino que con los años se ha decidido invertir presupuesto en su renovación. Esto le ha llevado a pasar por varias fases de reestructuración que han derivado en la apertura de nuevas instancias con el objetivo de mantener vivo su espíritu. El cambio más significativo se produjo entre 2011 y 2012, cuando el museo se cerró durante alrededor de un año para expandir sus instalaciones y alcanzar un nivel de atractivo mucho mayor.

Una colección muy personal

Rufino Tamayo, como decíamos antes, llevó a cabo un exhaustivo proceso de adquisición de obras de arte contemporáneo a lo largo de su vida. Su colección se formó por trabajos de artistas muy respetados en todo el mundo, pero nunca fue, eso sí, una de las más numerosas. Eso permite que la visita al museo se salde con una experiencia ordenada, ligera y que permite que los aficionados al arte puedan concentrarse en cada una de las obras de una forma apropiada.

Además de la exposición permanente, lo que más interés causa en el círculo del Museo Rufino Tamayo es la excelente acogida que tienen sus exposiciones temporales. El equipo del museo está totalmente volcado en ofrecer contenidos de gran calidad a los visitantes, aprovechándose en este sentido de ser el principal referente en Ciudad de México en lo referente al arte contemporáneo. Eso ha permitido contar con los trabajos de artistas como Yayoi Kusama, que con su exposición Obsesión infinita logró atraer las miradas de visitantes de todo el mundo. Las colas para comprar las entradas en este tipo de exposiciones suelen ser frecuentes, lo que confirma de nuevo la relevancia del museo.

Figuras del Museo Tamayo

Uno de los principales objetivos del museo se encuentra en permitir que todo el mundo pueda disfrutar del arte contemporáneo, conectando con sus obras y apreciando un estilo de arte que se aleja de los estilos clásicos y de los principales estereotipos más habitualmente vinculados con estas obras. El museo siempre ha defendido la variedad de las obras expuestas y el buscar nuevos estilos que puedan atraer a un público que cada vez aspira a encontrarse con obras más originales y distintas. En base a esta filosofía ha conseguido mantener su popularidad en alta estima durante décadas desde su apertura original en los años 80.

Información de interés

El Museo Rufino Tamayo se encuentra en la primera sección del Bosque de Chapultepec. En sus orígenes existía la preocupación de que la estructura del edificio pudiera afectar al estilo del bosque y alterar sus rasgos más naturales, pero la construcción se llevó a cabo teniendo esto en cuenta. El resultado es una estructura que parece que salga del suelo, con un estilo natural que encaja de forma totalmente perfecta en la filosofía contemporánea que representa a la colección expuesta.

Si tenemos que ponernos en contacto con el museo su teléfono es el +52(55) 4122-8200. Para llegar se recomienda usar el metro Chapultepec / Auditorio, o sacar provecho a la Ecobici en las estaciones 194 y 195, que son las que más cerca se encuentran.

El lunes el museo cierra, pero está abierto de martes a domingo en horario continuado de las 10 de la mañana hasta las 18:00 horas. El precio de la entrada es de 21$, mientras que pueden entrar gratis los maestros y estudiantes, así como todas las personas que visiten el museo en domingo. También podemos beneficiarnos de visitas guiadas si así fuera nuestro deseo.

Por otro lado, el museo cuenta con su propia tienda de recuerdos, la cual es muy valorada por los productos que tiene disponibles, así como con un restaurante donde es posible descansar y disfrutar de uno de los platos mexicanos que se ofrecen. En general es un museo que está muy bien presentado y que cuenta con todo lo que podamos necesitar para pasar unas horas muy especiales rodeados de arte contemporáneo.

Vía: Museo Rufino Tamayo

Foto: JoeGraeme Churchard

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...