El Coliseo romano, el anfiteatro más grande del Imperio Romano

El Coliseo romano, que data del primer siglo de la era cristiana, fue en su momento el anfiteatro más importante del Imperio, lugar de gladiadores y fieras, constituía el centro de “entretenimiento” de una civilización ya pasada y protagonista de los anales de la historia.

De lugares históricos en el globo, Roma seguro ocupa un sitio preponderante: ciudad seno del catolicismo y fundamental en lo relativo con la evolución del mundo occidental, la hoy capital italiana y entonces sede principal del Imperio Romano conserva cantidad de monumentos únicos para conocer, desde el Foro Romano al Panteón, pasando por el imponente Coliseo romano, al cual dedicaremos los siguientes párrafos.

El Coliseo Romano, en plena plaza del Coliseo, hoy es una visita imperdible en la histórica capital italiana

Este lugar que data de inicios de la era cristiana, -su construcción está fechada en el siglo I después de Jesucristo- fue en su momento el anfiteatro más grande del Imperio, conocido entonces como Anfiteatro Flavio.

El Coliseo era el punto de reunión para presenciar lo que en aquél tiempo se consideraban “espectáculos”: desde las míticas lucha de gladiadores y peleas con fieras, hasta, incluso, las ejecuciones públicas de los condenados a muerte que llegaban de todas partes del Imperio para encontrar aquí su último y desesperante momento final.


La capacidad del Coliseo Romano era para, aproximadamente, 55.000 personas. Se sitúa, en específico, en plena Plaza del Coliseo, al este del Foro Romano, epicentro de la vida administrativa y comercial de aquélla época, y cerca también del Arco de Constantino –una especie de arco del triunfo-, otro de los legados de esta civilización, sólo que construido a principios del siglo IV.

El Coliseo era el mayor anfiteatro, con una capacidad para hasta 55.000 personas

La entrada era gratuita y, según la clase social de los espectadores, podían ubicarse en una u otra grada, con ubicaciones más o menos preferentes.

Aunque el gran Coliseo hoy se encuentre bastante derruido, no sólo por el paso de los años sino también por haber tenido que soportar terremotos o incluso saqueos, constituye sin dudas un atractivo único e ineludible en la enigmática Roma.

Hoy en día, puede ser visitado todos los días, y el horario de visita dependerá de la época del año, pero por lo general, se abre para las visitas a las 8,30 de la mañana y puede permanecer abierto hasta las 16,30 ó 19,15, según sea invierno o verano.

El valor de la entrada, por su parte, también depende de si se adquiere con anticipación o en el momento, pero la general suele costar unos 15,50 euros, mientras que con descuento para ciudadanos europeos de entre 18 y 25 años, 12 euros, o para menores de 18 y mayores de 65 años, de 4,50 euros. Estos billetes incluyen también la visita al Foro Romano y al Museo Palatino.

Fuente Tourismevoyage
Foto 1 Wikimedia
Foto 2 calu777 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...