Varadero de norte a sur

Un lugar para perderte en su ensueño. Realmente mágico y placentero, una de las mejores costas del Caribe.

Playas, mar, paisaje, un combo exquisito.

Es preciso poner los cinco sentidos en alerta para sentir Varadero. Al ritmo del sol, el calor de la cultura y el colorido de los sabores cubanos, las playas de la isla esperan al turista para abrazarlo en una experiencia de belleza incondicional.

Poner los pies en esa finísima arena blanca que se escurre entre los dedos no es para nada difícil. Se puede hacer reserva de vuelos a Varadero y descubrir uno de los balnearios más grandes de Cuba, tanto por tradición como por recurso natural.

Este paraíso terrenal se encuentra A 140 km del este de la Habana, y a 30 km de la ciudad de Matanzas. El aeropuerto internacional Juan Gualberto Gómez, se haya a 20 km de Varadero y recibe vuelos nacionales e internacionales, regulares y charters.

Con 22 km de playas que relumbran bordeando un mar que ha inventado un nuevo tono de azul. La ciudad se eleva como edén para los turistas. Varadero es desde su génesis una ciudad pensada para el descanso y el veraneo, que en Cuba es todo el año.

De esta manera, la oferta hotelera es por demás diversa, y sobre todo descubre una tendencia a la calidad y el lujo, expresado en cuatro y cinco estrellas. Las construcciones también visten historia y expresan modas de distintas épocas.

Para el turista amante del deporte, la apuesta se redobla con la invitación a realizar buceo sumergido en un mundo submarino intenso y transparente. Existen 23 zonas de descenso con diversidad de corales multicolores, gorgonias, peces, langostas, camarones, cangrejos, caguamas y más de 70 tipos de moluscos.

Se descubre así un ecosistema marino emocionante que otorga una experiencia inigualable. Para aquellos, que aun no cuentan con experiencia en el deporte se dictan en las mismas playas cursos de iniciación en piscinas y playa.

Para aquellos de esencia más tranquila, estas costas tienen también aptitudes para la contemplativa pesca, o la relajación que ofrece el yatching. Todo tipo de actividad náutica, se verá teñida de un entorno fascinante que le aportará un ingrediente mágico a la actividad.

Viajar a Varadero, Cuba es una oportunidad irresistible para emprender una conexión saludable entre el cuerpo, la naturaleza, y la cultura caribeña. Para ello, lo recomendado es recorrer la gastronomía de la isla, al compás de un espectáculo musical. De esta manera terminará Irremediablemente, bailando al son, y construyendo también una atmosfera de alegría infinita.

Fotografía: kudumomo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...