Una isla de seis habitantes en la más bonita del mundo

Solo tiene seis habitantes, pero la isla de Flatey se convierte en un destino perfecto si queremos relajarnos.

Una isla de seis habitantes en la más bonita del mundo

A veces esos típicos listados que publican algunas páginas web eligiendo «lo más… del mundo» no solo sirven para que tengamos unas buenas recomendaciones, sino para que descubramos nuevos lugares que visitar. A nosotros en especial esto último es lo que más nos gusta, dado que siempre estamos en busca de sitios interesantes y curiosos que nos permitan expandir nuestras fronteras. En este caso el destino que descubrimos se llama Flatey, y se trata de una pequeña isla en Islandia que ha sido elegida por la web Big 7 Travel como la más bonita del planeta. El listado se forma con las opiniones de los viajeros, por lo que es un distintivo relevante.

En ese mismo listado han aparecido islas de nuestro país, como es el caso de Ibiza, que ocupa el puesto número 17, Formentera, que está en el lugar número 43 y Mallorca, que casi no entra en el top 50 porque se ha quedado en la plaza 49.

Pero no vamos a hablar ni de Ibiza, ni de Mallorca ni de Formentera, porque ya lo hemos hecho en otras muchas ocasiones y seguro que os las conocéis perfectamente. Hoy hablamos de la isla de Flatey, que es la que libera el top y que además resulta un lugar de lo más curioso, dado que se trata de una isla de pequeño tamaño y al mismo tiempo solo tiene una cantidad de seos habitantes.

Quienes la han visitado aseguran que allí se detiene el tiempo, porque todo es relajación máxima y una tranquilidad sin precedentes. Las dimensiones de la isla son reducidas, con un kilómetro de ancho y dos de largo. No están permitidos los coches y el único transporte que hay se utiliza con la intención de llevar el equipaje de los turistas al hotel, así como para mover las pertenencias de las familias residentes. Para llegar tenemos que ir en ferry desde Stykkishólmur, requiriendo un periodo de viaje de casi dos horas. Una vez bajamos del barco recorremos un camino y llegamos a la zona de viviendas, que está reformada teniendo como base los alojamientos antiguos de las familias que vivieron generaciones atrás en el mismo lugar.

Para los curiosos hay que añadir que el hotel de la isla solo abre sus puertas entre los días 1 de junio y 31 de agosto, por lo que son las mejores fechas para viajar. Aún tratándose de una isla minúscula con solo seis habitantes, lo cierto es que tiene una importancia enorme para Islandia. En ella podemos visitar una iglesia que se construyó en el año 1926 y la biblioteca, que curiosamente se trata de la más antigua de Islandia, edificada en el año 1864.

Foto: piviso

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...